Primus
El teclado tienen un costo de entre 450 y 500 soles en retails peruanos. | Fuente: Primus

Hace un año, una nueva marca ingresó al lujoso mercado de periféricos para computadoras. Primus sorprendió con una alianza con equipos de esports y presentó una serie de objetos de la más alta gama. La empresa nos compartió un teclado Primus Ballista 300P y en ProGamer lo hemos probado en todo tipo de juegos y tipeos.

Primeros, sus especificaciones:

  • TECLAS ESTÁNDAR: 105
  • TECLAS MULTIMEDIA: 12 (A TRAVÉS DEL MODO FN)
  • TECLAS PARA PERFILES: 4 TECLAS INTEGRADAS
  • TECLAS PARA MACROS: 8 MACROS PROGRAMABLES
  • CONTROL DE AUDIO: PERILLA DE VOLUMEN INCORPORADA
  • TECLAS PROGRAMABLES: VÍA SOFTWARE
  • INDICADORES: 4 (BLOQUEO DE TECLAS NÚM, MAYÚS, DESPL Y DE WINDOWS)
  • LUZ DE FONDO: ESPECTRO RGB COMPLETO
  • EFECTOS DE LUCES: LUCES RGB CON 16,8 MILLONES DE COLORES ASIGNABLES INDIVIDUALMENTE A CADA TECLA, MÁS 14 PATRONES DISTINTOS DE ILUMINACIÓN
  • FUNCIÓN ANTI-GHOSTING: EN TODAS LAS TECLAS
  • VELOCIDAD DE RESPUESTA: 1000HZ

Diseño

El teclado posee un modelo estándar, pero mantiene detalles que lo diferencian de los demás. Lo primero que notas es que el cuerpo de aluminio (mejor resistencia) es más grande que el promedio y esto se debe a sus dos hileras de teclas macros y comandos de iluminación al lado izquierdo del aparato.

A diferencia de otros teclados, el Ballista cuenta con teclas alternativas no solo para el WASD, sino que también para las teclas QERF.

Por el lado derecho se encuentra un regulador de volumen en forma de rueda, útil para no utilizar los comandos de aumentar y disminuir. También está el logo de la empresa imantada de forma elegante.

Detalles que importan

Desde un guerrero con realidad aumentada que nos brinda la bienvenida a la familia, hasta teclas especiales para cada tipo de iluminación, el teclado maneja diferentes formas de quedarse en el consciente del usuario, de que le agarren el gusto. Y sí, pese a que a simple vista pareciera un teclado solo más grande, son sus particulares detalles los que brindan el estatus premium del que se vanagloria. 

Desempeño

Desde el ya, encuentras una suavidad única en cada una de las teclas. Escribir largos textos (nuestra primera prueba) fue realmente placentero gracias a los interruptores rojos que, además, tampoco hacen tanto ruido.

Sin embargo, un detalle importante en la experiencia es la primera vez con el teclado. Si haces el salto de otro con macros a este, no lo sufrirás, pero si lo haces desde un teclado convencional tendrás un par de inconvenientes.

El principal es que muchas personas, al digitar las teclas, se guían inconscientemente del final del teclado para poder ubicarse mentalmente. Con las nuevas hileras de teclas extras, este esquema mental se desdibuja y tendrás problemas al escribir durante los primeros días.

Sin embargo, una vez superado esta adversidad, podrás sacarle el jugo al equipo.

En cuanto a los macros y la iluminación, se pueden personalizar gracias a un software dedicado al que puedes acceder desde la web principal. Cuentas con ocho teclas macros para combinar y alternar. Lo importantes es que no solamente te servirá para juegos, sino que también para programas de edición como Photoshop o Premiere.

Perfecto para juegos como Dota 2, en la que algunos héroes necesitan la pulsación de tres teclas a la vez para un poder especial. Otro videojuego donde se demuestra su potencial es StarCraft.

Conclusiones

PRIMUS se lució con un teclado de gama alta elegante y lujoso. Aunque para el usuario promedio le será difícil adaptarse a su sistema, una vez en la onda, todo andará de maravillas. Su gran peso no debe ser un problema, aunque el precio en retails peruanos podría retrasarte un poco en su compra.

Nota: El presente review del Primus Ballista 300P fue realizado con una muestra comercial proporcionada por la marca.