|

Regreso a clases presenciales y vacunación de docentes: ¿Qué protocolos se deben priorizar?

El 6 de julio de 2021, el Gobierno inició la vacunación contra la COVID-19 de más de 185 mil docentes de zonas rurales del Perú. ¿Cómo se realizará el regreso a clases presenciales ante el avance en la inmunización a los maestros contra el nuevo coronavirus?

Garantizar un regreso a clases seguro para alumnos y docentes es posible. La clave está en una estrategia clara de protocolos sanitarios, logísticos y de personal que cuide de la salud de todos. | Fuente: EFE

El retorno a clases presenciales sigue siendo uno de los principales retos del gobierno de Pedro Castillo. A inicios de julio, y coincidiendo con el Día del Maestro, más de 185 mil docentes peruanos de zonas rurales a nivel nacional iniciaron su vacunación contra la COVID-19. Un paso más cerca para regresar a la presencialidad.

Pero, ¿qué factores sanitarios y de logística se deben priorizar la garantizar ese regreso seguro de docentes y alumnos en todo el Perú? El epidemiólogo Manuel Loayza, docente de posgrado de la Universidad Norbert Wiener, comentó que el regreso a clases escolares debe planificarse bajo el perfil epidemiológico local.

“Es importante identificar la transmisión y casos que se presentan, así como es importante identificar el porcentaje de docentes y escolares mayores 12 años que ya están vacunados con las dosis necesarias para estar protegidos contra el SARS- CoV2. En tal sentido, podría existir diversas formas de clases como un aprendizaje a distancia, ir a la escuela en forma directa o un aprendizaje híbrido entre las dos formas”, añadió.

Por su parte, el neumólogo de la Clínica Internacional José Luis Cabrera, comenta que en otros países se han establecido estrategias que se han priorizado de acuerdo a la situación epidemiológica local o regional.

“Países que tienen una tasa alta de casos están tendiendo a retrasar el inicio de clases presenciales, pero sin duda la educación en persona da un plus muy importante a la formación académica y social de los educandos. Yo diría que primer paso previo a establecer estas estrategias debe centrarse en la educación de los padres de familia, los niños, los maestros y el público en general. La educación tiene que estar basada fundamentalmente en esto, justamente en estos factores relacionados con la prevención. La mejor estrategia preventiva es la vacunación: deben vacunarse profesores, staff de los establecimientos educativos, visitantes, estudiantes”, sostuvo.

Cabrera afirmó que de momento solamente se ha aprobado en ciertos países la estrategia de vacunación a partir de los 12 años; sin embargo, se piensa que finales de año ya habrá estudios en población entre 6 y 12 años que permitan ampliar la población objetiva. “Además de la vacunación [hay que pensar] en una serie de estrategias relacionadas: desinfección de superficies, ventilación y distanciamiento social”, agregó.

En la misma línea, Manuel Díaz, médico internista y docente de la Facultad de Medicina Humana de la Universidad de Piura, comentó que lo primordial es asegurar que la población que regresa al colegio esté vacunada, tanto docentes como alumnos, para que “la posibilidad del regreso a clases es muchísimo más segura”.

“Lo segundo es que se tiene que supervisar que todos los colegios, institutos, universidades cumplan con los protocolos de bioseguridad, es decir, que no vamos a volver obviamente a las aulas congestionadas con más de 40 alumnos por aula, sino que tiene que haber una reducción del aforo para seguir preservando el distanciamiento; colocar más puntos de lavado de manos con la finalidad de que estas medida de bioseguridad se puedan cumplir dentro de las aulas”, añadió.

Díaz resalta que también es importante, y ya salió la normativa, que un profesional de salud, como una enfermera, pueda estar haciendo monitoreo y medicina de prevención y promoción de salud, “de tal manera que esté piloteando y reportando de manera oportuna si es que algún profesor o alumno tuviera algún síntoma que necesite ser atendido rápidamente en una institución de salud. Creo que con esas 3 medidas priorizadas, el regreso a las instituciones educativas va a ser mucho más seguro”, puntualizó.

En cuanto a los factores que se deberían priorizar, además de la vacunación de docentes, Verónica Torres, experta en Dirección de Proyectos y Gestión de Equipos en Europa y Latinoamérica, resalta que la infraestructura de los colegios, universidades, institutos, guarderías y otros espacios educativos debe tener las debidas reglas de protocolos de bioseguridad, garantizando la detección rápida de infectados, si los hubiera, y la ejecución de los protocolos establecidos.

“De esta manera quizás no se evité los contagios, pero, si establecer un mecanismo de control mucho más preciso”, mencionó.

Agregó que “la poca inversión en gasto que tienen los gobiernos regionales y municipales es desalentadora para lo que pudiera representar la gestión de la infraestructura necesaria en los centros educativos que dependen del Estado”.

“Si en el pasado, durante cada año y en un contexto normal, cuando tocaba volver a las clases ya se denunciaban que algunos colegios no llegaban a estar en condiciones para que pudieran ir los alumnos, en este contexto pandémico y de crisis sanitaria, esto representa todo un reto para el 2022, que debería estar gestionándose desde este 2021. Solo así, se podría garantizar espacios en condiciones”, añadió.

Torres resaltó que además, se debe priorizar tener un aprovisionamiento en presupuesto para todo lo que pueda representar un impacto venido de la pandemia, tanto de infraestructura como de los alumnos.

“Existen variables diversas en nuestro país que hace crítico disponer de una planificación. En ese sentido de acuerdo a la zona geográfica donde se encuentren los centros educativos, no se está viendo ningún avance, ni del gobierno central, ni de los gobiernos locales”, puntualizó.

VACUNACIÓN DE DOCENTES

Para Loayza, uno de los factores que se deben priorizar es la vacunación de docentes a nivel nacional. “El ritmo de vacunación para docentes debería incrementarse o priorizarse dependiendo de la necesidad de clases presenciales en las escuelas. Se debería hacer una programación exclusiva para poder lograr cubrir por lo menos el 80% de la población de profesores y lograr un poco la inmunidad en este grupo especial”, mencionó.

Cabrera añade que si bien es cierto que no se ha establecido un punto de corte en consenso, la mayoría de expertos en la materia recomiendan que una vez alcanzado el 80% de cobertura de vacunación en la población objetivo recién se alcanzará la inmunidad colectiva o de rebaño. Además, también se debe ver el factor de los escolares mayores de 12 años.

“Con esta ya podría ser más seguro, no solamente las clases sino el retorno a actividades sociales de diversa índole. Esta estrategia de vacunación a partir los 12 años todavía no compartida en muchos países del mundo. El primero en hacerlo fue Estados Unidos también en el Reino Unido. En Perú se ha autorizado el uso de vacunación de emergencia a partir los 12 años, pero por ahora solamente en una población adolescente priorizada”, agregó.

Por su parte, Diaz añade que ahora mismo no llegamos todavía al 20% de la población general que necesita vacunarse. “Yo creo que agilizando el ritmo de vacunación, priorizando la gente vulnerable, la población cada vez más joven,  seria un gran avance para conseguir que tanto alumnos como profesores puedan vacunarse. Si eso se da, el 2022 podemos tener esa seguridad bastante positiva de volver a las aulas de colegios, institutos y universidades”, sostuvo.

¿QUÉ OTROS FACTORES PRIORIZAR?

Además del avance de la vacunación de docentes y alumnos para un regreso a clases seguro, resulta importante continuar con los protocolos de bioseguridad y de aforo limitado dentro del centro educativo.

Loayza mencionó que algunos factores que se deben tomar en consideración para minimizar los riesgos en las olas son el uso de mascarillas de forma permanente, la toma de medidas de higiene permanente, la operatividad en los baños de agua y jabón o gel.

“Asimismo, informar cuando un niño o adolescente tiene sintomatología y formar el seguimiento para evitar un posible contagio. Si existe en el incremento de casos comunitarios por una variante es mejor evitar las clases presenciales a fin de cortar la cadena de transmisión que pudiera generar muchos más casos”, añadió.

Por su parte, Cabrera resaltó los factores  que van a permitir minimizar los riesgos de contagio en las aulas: uso de mascarillas a partir de los 3 años, distanciamiento social de por lo menos un metro y medio de separación entre las carpetas, entre otros.

“Un aspecto importante al que debe darse mucho énfasis está en relación con la ventilación. Recuerden que el principal mecanismo de transmisión del coronavirus es a través de aerosoles: mientras hay más ventilación natural en los ambientes menor posibilidad de que los aerosoles se concentren y puedan contagiar. El lavado de manos o la desinfección con alcohol es muy importante. Estrategias como la etiqueta de los síntomas, es decir, que el personal del colegio, profesores, maestros, auxiliares identifique algún trabajador o educando que esté con proceso respiratorio o con diarrea y se le recomiende aislar e ir a un establecimiento solo para hacer la evaluación respectiva”, añadió.

Además resaltó la identificación de la red de contactos para evitar más casos y cortar la cadena de transmisión.

Finalmente, Diaz sostuvo que se podrían tomar los modelos que se están empleando en Europa, “en donde hacen una actividad docente mixta, es decir, tanto presencial como virtual”.

“Yo creo que los lugares en donde ya se tiene instalado el internet, a través de las plataformas virtuales se podría conseguir y alternar la educación tanto presencial como mixta. Por ejemplo, en España, los alumnos van a clase presencial lunes, miércoles y viernes; clase virtual tienen martes y jueves y así van alternando. Esta podría ser una opción, sobre todo en aquellos colegios donde tienen una buena población estudiantil y es difícil poder regular y controlar el aforo”, afirmó.

Garantizar un regreso a clases seguro para alumnos y docentes es posible. La clave está en una estrategia clara de protocolos sanitarios, logísticos y de personal que cuide de la salud de todos.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.


NUESTROS PODCASTS

Espacio Vital

Organización Mundial de la Salud aprobó vacuna Coronavac


¿Qué es la vacuna Coronavac y por qué fue aprobada por la OMS? El Dr. Elmer Huerta nos explica.