"El Abuelo Valdizano" está integrada por personas adultas mayores que forman parte del programa Pensión 65 | Fuente: Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social

Muchos consideran que los adultos mayores se encuentran limitados por su edad y no toman en cuenta el valor de su sabiduría y experiencia. Sin embargo, en el distrito de Hermilio Valdizán –reconocido por ser la primera zona productora de café en la región de Huánuco– un grupo de adultos mayores nos demuestran que la edad no es impedimento para poder emprender.

“El Abuelo Valdizano” es una marca de café desarrollada por usuarios y usuarias de Pensión 65, el programa del Ministerio de Desarrollo e inclusión Social que entrega una subvención económica a adultos mayores. La labor de este programa nacional de asistencia solidaria va más allá del apoyo económico, pues la complementa con la búsqueda de una mejor calidad de vida para los ancianos, además de salud y educación.

A la fecha, se han identificado a más de 4 mil usuarios de Pensión 65 que han iniciado el desarrollo de labores productivas, como huertos comunales, crianza de cuyes, producción de quesos, chocolatería, tejidos, artesanías y otras actividades que les ayuda a obtener un soporte económico.

Es así como este proyecto cafetalero nace como parte de “Saberes Productivos”, una iniciativa que se lleva a cabo a lo largo de todo el territorio nacional e impulsa la reinserción de los adultos mayores en la comunidad, para así mejorar su autoestima. Además, permite que estos emprendedores y emprendedoras puedan insertarse a la cadena productiva a través del reconocimiento de su rol como portadores de conocimientos y prácticas ancestrales.

Los empaques del café "El Abuelo Valdizano" lleva los rostros de los caficultores símbolos de la marca. | Fuente: El Abuelo Valdizano

Los adultos mayores que forman parte de este emprendimiento productivo han pasado a producir una marca de café de calidad, después de que por años tuvieron que soportar los bajos precios que les ofrecían los acopiadores por el grano de café que cosechaban en sus tierras.

“El Abuelo Valdizano” es una manifestación de que sí se puede lograr el desarrollo productivo, gracias a la articulación entre el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social y el gobierno local de Hermilio Valdizán. Como resultado, se ha logrado un producto con buen sabor, aroma y mucho potencial, que está trabajando para ser comercializado en el mercado nacional e internacional como “el mejor café de alta calidad de la región Huánuco”.

Este café se elabora en la planta procesadora de café de la Municipalidad de Hermilio Valdizán, en donde se realiza el pesaje, tostado, molido y empaque del grano. Allí, los usuarios de Pensión 65 transfieren sus conocimientos sobre el cultivo del café a las nuevas generaciones y encuentran una oportunidad de negocio rentable.

Los integrantes del proyecto “El Abuelo Valdizano” confiesan que con este emprendimiento productivo sienten que han renovado su ánimo y ganas de seguir luchando para lograr sus metas.

Por su parte, el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social continúa con su labor de impulsar estos programas, que tienen como objetivo reducir las tasas de pobreza extrema en la población de adultos mayores.

¿Qué opinas?