Home office
Aprovechar las ofertas de compras y combos de servicios pueden ser la clave para reducir nuestros gastos. | Fuente: Shutterstock

Durante la pandemia, la tecnología nos ha permitido cambiar el modelo de trabajo tradicional en nuestras oficinas por las jornadas desde casa. Aunque para muchos esta es una experiencia completamente nueva, adaptarse al trabajo remoto ha sido necesario para prevenir el contagio de coronavirus sin dejar de realizar nuestras labores y continuar solventando gastos esenciales.

Por otro lado, el privilegio de estar protegidos en nuestros hogares también nos abrió la posibilidad de recuperar hábitos saludables de alimentación, descubrir nuevos pasatiempos y mejorar nuestras finanzas. Entre las ventajas que los trabajadores han podido identificar después de estos meses realizando home office se encuentran la reducción de estrés ocasionado por el tráfico, poder dedicar más tiempo a su familia, así como la notable reducción de dinero invertido en transporte, almuerzos en restaurantes y compras impulsivas.

Estar en casa significa más tiempo para organizarse, mantenerse al día con las tareas domésticas y de esta manera, poder tener más claridad al realizar nuestro presupuesto mensual. A continuación, te contamos de qué manera esta nueva experiencia de trabajo puede estar ayudándote a ahorrar: 

  1. Menor desplazamiento

Ya sea que viajes en transporte público o privado, siempre habrá gastos importantes que considerar y, como las principales razones para movilizarse eran el estudio y trabajo, este monto era estable en nuestro presupuesto personal. Sin embargo, las medidas para prevenir la propagación de la COVID-19 en nuestro país ha implicado un aislamiento social y la reducción de desplazamientos.

En función de la distancia que tengas hasta tu centro de trabajo o estudios, así como el número de unidades de transporte que debías tomar para llegar a tu destino podrás calcular la cantidad de dinero y tiempo ahorrado en transporte.  

  1. No comer fuera

Trabajar desde casa también requiere tener disciplina y la capacidad de adaptar las dinámicas sociales del trabajo con nuevas herramientas como las videoconferencias, trabajar en archivos compartidos y fortalecer la comunicación a través del correo corporativo con el objetivo de mantener la conexión entre los miembros del equipo de trabajo.

Asimismo, esta modalidad de trabajo nos brinda más tiempo para organizarnos en aspectos como la preparación de nuestros alimentos y la coyuntura nos ha obligado a reducir nuestro consumo de comida en la calle. Si eras de los que llevaba la comida al trabajo el ahorro será mínimo, pero si eras de aquellos que consumían en restaurantes y tenía almuerzos o cenas frecuentes con amigos, la cantidad de dinero ahorrado será significativa.

  1. No más ropa nueva

Aunque existen distintos códigos de vestimenta según la labor que desempeñamos, otra ventaja del trabajo en casa es poder ahorrar en ropa.  La rutina diaria de trabajo y la exposición a otras personas podía despertar la necesidad de comprar ropa regularmente, pero ahora tenemos la posibilidad de vestirnos de manera informal.

Sin embargo, es importante recordar que el usar ropa cómoda no es equivalente a trabajar todo el tiempo en pijamas. Como parte de la disciplina y el cuidado personal, los expertos en salud mental recomiendan una rutina de aseo y cambio de ropa para poder diferenciar cuándo inicia el horario de trabajo y cuándo el tiempo de descanso.

¡Atento a tus gastos en energía y entretenimiento!

Es cierto que gracias a la experiencia de trabajar desde casa los trabajadores se han ahorrado los tiempos de traslado, la molestia causada por el tráfico y el estrés de las ciudades. No obstante, es necesario prestar atención también a los costos de energía ocultos al desempeñar nuestras labores a distancia y permanecer todo el tiempo en nuestro hogar.

Por ejemplo, la comunicación constante que implica el trabajo remoto y la presencia de todos los miembros de la familia en casa requiere de una conexión de banda ancha para realizar sus actividades, así como la disponibilidad de un buen servicio de cable para esos necesarios momentos de entretenimiento en casa. Por esta razón, existe también una manera de cubrir este servicio en un solo pago y mucho más barato es a través del Combo Movistar Total, un solo paquete que te permitirá ahorrar agrupando tu servicio de cable, internet de alta velocidad, telefonía fija y móvil. Además, tu línea móvil ilimitada siempre te sale a mitad de precio.