¿Cómo fomentar un espacio de equidad laboral para hombres y mujeres?
Un 53 % de mujeres tiene empleos vulnerables, en contraposición con el 43 % de los hombres, según el MTPE. | Fuente: Copyright (c) 2020 Andrii Yalanskyi/Shutterstock. No use without permission.

Si bien la participación laboral de las mujeres ha crecido con los años, actualmente siguen enfrentando desigualdad en diversos aspectos: tienen más complicado el ingreso al mercado laboral formal, enfrentan condiciones precarias de trabajo o reciben menos salario por realizar el mismo trabajo que sus pares hombres.

En nuestro país, a marzo de 2020, la brecha salarial ascendía a 506 soles a favor de los hombres, según el INEI. Sobre esto, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha mencionado que, antes de la pandemia, por cada 100 soles ganados por un hombre, una mujer con las mismas calificaciones y características ganaba 74,1 soles.

En esa línea, el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) indica que, aunque la participación laboral femenina ha ganado terreno, el tipo de empleo sigue siendo un reto: un 53 % de mujeres tiene empleos vulnerables, en contraposición con el 43 % de los hombres.

La pandemia ha agravado esta situación. Datos del Observatorio Laboral del BID indican que, en América Latina, las mujeres han perdido el doble de empleo que los hombres. Si nos enfocamos en Perú, entre enero de 2020 y de 2021, la participación laboral de las mujeres bajó 8 %, mientras que la de hombres 2,7 %, de acuerdo al INEI.

Aspectos como los estereotipos de género, el machismo y la brecha digital de género son algunas de las causas de la inequidad laboral en el país. Por ejemplo, el trabajo doméstico no remunerado y el cuidado de niños y ancianos suele recaer sobre las mujeres, lo cual les impide tener tiempo para capacitarse y trabajar.

De acuerdo con la ENAHO 2018, el 59 % de las mujeres que no trabajaban indicó que la causa detrás era el trabajo que debían realizar en el hogar. Sumado a esto, el BID indica que, durante la pandemia, el 60 % de mujeres en América Latina y el Caribe afirmaron ser las únicas responsables de la educación de sus hijos en el hogar.

¿Cómo fomentar un espacio de equidad laboral para hombres y mujeres?
Aequales recomienda también a las organizaciones cuestionar los estereotipos de género e informarse sobre los retos que enfrentan las mujeres en este contexto. | Fuente: Copyright (c) 2019 Ivanko80/Shutterstock. No use without permission.

Consejos para fomentar un espacio de equidad laboral

El informe “Gestionar la crisis del COVID19 con enfoque de género” de Aequales propone a las organizaciones adoptar medidas que reconozcan el trabajo del cuidado no remunerado y aporten a su reducción y redistribución, tanto para hombres como para mujeres. Por ejemplo, indica que durante la crisis sanitaria las empresas pueden priorizar el trabajo remoto para las madres lactantes, madres y padres con hijos/as menores de 1 año y para quienes estén esperando un bebé.

Sumado a esto, aconseja aumentar la flexibilidad horaria, extender las licencias de maternidad y paternidad remuneradas, así como otorgar licencias o permisos remunerados para atender y cuidar a personas dependientes. De igual manera, hace énfasis en que las empresas deben apostar por incluir más mujeres en espacios de decisión y en altos cargos.

Recomienda también a las organizaciones cuestionar los estereotipos de género e informarse sobre los retos que enfrentan las mujeres en este contexto. En esa línea, resalta que es importante fortalecer las políticas de equidad de género: capacitar a los equipos para la identificación y prevención del acoso sexual laboral y fortalecer los canales de denuncias, ya que ellas son las principales víctimas de este tipo de acoso.

El BID, por su parte, menciona que para promover más y mejores trabajos para las mujeres también es necesario incrementar y mejorar la oferta de servicios de cuidado; ampliar y balancear las licencias por maternidad, paternidad y cuidados; promover la entrada de mujeres en ocupaciones y carreras mejor remuneradas; y garantizar la información y medios para la planificación familiar.

La igualdad de género en el ámbito laboral es fundamental para alcanzar la justicia social, aumentar la productividad, mejorar la economía y garantizar el desarrollo integral de la población. Las niñas, las adolescentes y mujeres merecen vivir en un país con igualdad de derechos y oportunidades; lograr este objetivo es tarea de todos y todas. Creciendo en igualdad, mejoramos como sociedad. Mujeres de Cambio es una campaña organizada por RPP.