Elecciones Regionales y Municipales 2022: el próximo desafío para la Ley de Paridad y Alternancia

Debido a la aplicación de esta norma en el último proceso electoral, el Congreso obtuvo la mayor cantidad de parlamentarias mujeres en su historia, pero aún queda trabajo por hacer para lograr una verdadera paridad de género en cargos de representación.

Las próximas elecciones que determinarán quiénes serán nuestras nuevas autoridades y regionales seguirá el marco propuesto por la Ley de Paridad y Alternancia. | Foto: Andina.
Las próximas elecciones que determinarán quiénes serán nuestras nuevas autoridades y regionales seguirá el marco propuesto por la Ley de Paridad y Alternancia. | Foto: Andina.

Con la entrada en vigencia de la Ley de Paridad y Alternancia (N°31030), la participación y representación de las mujeres en política ha empezado a mostrar una mejora significativa. Así lo demuestran los resultados de las Elecciones Generales de este año, donde las parlamentarias obtuvieron el 38% del total de los escaños, el porcentaje más alto en nuestros doscientos años de historia republicana.

Si bien, su aplicación en el último proceso electoral fue el primer paso, todavía hay materia pendiente por trabajar para aspirar a una representación paritaria. En los comicios regionales y municipales del próximo año se espera que la implementación de la Ley permita superar ampliamente los resultados del 2018, donde ninguna mujer fue elegida gobernadora regional y donde tan solo 90 fueron elegidas en las más de 1800 alcaldías provinciales y distritales a nivel nacional.

¿Cuáles han sido los avances en el 2021?

Desde que en el Perú existen cuotas de género que buscan asegurar un mínimo de postulantes mujeres a cargos de representación, nunca se había superado la valla del 30% de congresistas electas. Gracias a la Ley de Paridad y Alternancia, las 49 parlamentarias electas para el periodo 2021-2026 lograron romper una barrera histórica (38%).

Pero no solo las listas postulantes al Congreso y al Parlamento Andino debieron adaptarse a lo establecido por la Ley. También lo hicieron las fórmulas presidenciales, las cuales debían consignar al menos una mujer para los cargos de presidencia, primera o segunda vicepresidencia. De acuerdo al Jurado Nacional de Elecciones (JNE), los 18 partidos que postularon a las elecciones presidenciales 2021 cumplieron con la norma al incluir a mujeres dentro de sus vicepresidencias; sin embargo, solo dos de ellos pusieron a una mujer a candidatear por la presidencia.

Para Adriana Urrutia, presidenta de la Asociación Civil Transparencia, resulta fundamental contar con un marco normativo, como el que brinda la Ley de Paridad y Alternancia, que promueva el acceso de las mujeres a la política, pero aún queda trabajo por hacer en cuanto al fortalecimiento de su participación y liderazgo en estos espacios de representación.

Elecciones 2022: un reto significativo

Según data del Observatorio para la Gobernabilidad (InfoGob), en el proceso electoral subnacional -es decir, regional y municipal- del 2018, fueron 25 las mujeres que postularon al cargo de gobernadora regional, representando el 7% del total de candidaturas, pero ninguna fue elegida.

En la misma línea, para las más de 1800 alcaldías distritales y provinciales en todo el país, se presentaron 1015 y 172 candidatas respectivamente, pero solo se eligieron a 83 alcaldesas distritales y a 7 alcaldesas provinciales.

El próximo año se llevarán a cabo las Elecciones Regionales y Municipales 2022, donde se aplicará por primera vez la ley de paridad y alternancia. “Con esta aplicación, las elecciones del próximo año tendrán resultados tan o incluso más positivos que los obtenidos en el último proceso electoral parlamentario”, afirma Urrutia.

De acuerdo a la especialista, las fórmulas para gobernadoras y vicegobernadoras regionales estarán conformadas por al menos una mujer, mientras que las listas a regidores municipales y a consejeros regionales que presentarán los partidos seguirán un criterio de paridad y alternancia.

Urrutia señala que la implementación de la Ley N°31030 es un avance muy importante y que, junto a la ya aprobada eliminación del voto preferencial, a partir de las elecciones regionales y municipales 2022 “ya no faltaría más a nivel legal” para llegar a tener una paridad perfecta.

“Tenemos ‘infraestructura’ para la paridad. Con esto me refiero a un conjunto de normas, reglas que son las que disponen estos cambios. Entonces, lo que ahora se requiere es un cambio en las dinámicas tales como programas de fortalecimiento de la participación de las mujeres y mucho trabajo al interior de los partidos, ya que es ahí donde sigue habiendo bloqueos a una participación más paritaria”, sostiene.

Según especialistas, las reformas a nuestro sistema electoral serán vitales para garantizar una democracia inclusiva en la que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades de servir al país desde los espacios de representación. Sin embargo, la labor partidaria será igual de primordial para que la necesidad de hacer efectivos los cambios que tanto necesitamos sean interiorizados por toda la ciudadanía.

Mujeres de Cambio es una campaña organizada por RPP que busca transmitir la necesidad de tener más mujeres empoderadas desde pequeñas, que logren alcanzar sus sueños, que rompan los estereotipos y que estén mejor representadas.