Incendios forestales: Lo que NO debemos hacer si vivimos o viajamos a un lugar con vegetación
Según Serfor, hasta el 15 de octubre de 2021 se registraron 1 081 incendios forestales en el país. | Fuente: Shutterstock

Según datos del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), en el Perú, hasta el 15 de octubre de 2021, se registraron 1.081 incendios forestales; siendo Ucayali, Cusco, Puno, Huánuco y Junín las regiones más afectadas. Estos eventos suelen incrementarse por el aumento de la temperatura, los largos periodos de sequía, las malas prácticas agrícolas y otros descuidos de naturaleza humana.

Entre sus consecuencias más graves están la destrucción de los recursos forestales, la muerte y huida de animales, la pérdida del suelo fértil, el aumento en las emisiones de CO2 a la atmósfera y la desertificación. Pero también la integridad y salud de las personas expuestas que son afectadas no solo por el fuego, sino también por el humo, las cenizas y los gases tóxicos que pueden acarrear problemas como ataques de asma, dolores de cabeza, daños a las vías respiratorias y, en el peor de los casos, pérdidas humanas.

Incendios forestales: Lo que NO debemos hacer si vivimos o viajamos a un lugar con vegetación
Los incendios forestales generalmente son ocasionados por negligencia en actividades como prender una fogata o hacer una quema de maleza. | Fuente: Shutterstock

¿Cómo podemos prevenir los incendios forestales?

Para lograr un manejo efectivo de los incendios forestales, es importante que todos conozcamos cómo se originan. De acuerdo con el Instituto de Defensa Civil (INDECI), en muy pocos casos se generan por causas naturales -como la caída de rayos- y generalmente son ocasionados por negligencia en actividades como prender una fogata o hacer una quema de maleza en el campo de cultivo.

Frente a esta situación, es necesario contar con una comunidad organizada y capacitada en las labores de prevención, control y extinción del fuego. Asimismo, debe existir un monitoreo constante del territorio para lograr emitir una alerta inmediata ante cualquier foco de calor que pueda desencadenar un incendio.

A continuación, te contamos algunas medidas básicas para evitar un incendio forestal si viajas o vives cerca de un lugar con vegetación:

1) NO hacer fuego en temporada de riesgo

Cualquier fuente de calor en meses de altas temperaturas puede representar un riesgo de incendio. En nuestro país, los incendios forestales son más comunes entre los meses de ausencia de lluvia, en los Andes y Amazonía son comunes entre los meses de julio a diciembre, mientras que en la costa norte son comunes en los meses de enero a marzo, según INDECI.

2) NO dejar residuos

En el caso de los bosques, algunos elementos de la naturaleza –como los árboles y la maleza– pueden resultar altamente combustibles al sumarse a condiciones climáticas como las altas temperaturas y los vientos fuertes. Por ello, cuando estés en uno, evita desechar objetos que puedan generar un foco de calor o chispas como lupas, espejos o colillas de cigarros encendidos.

Si vives o viajas a una zona con vegetación, evita acumular materiales inflamables como paja o maderas que pueden servir de combustible. En caso te encuentres de visita, recoge tus residuos, especialmente aquellos que pueden arder con facilidad o generar chispas.

3) Evita encender fogatas

No enciendas fuego al aire libre; y menos cerca de formaciones vegetales, como plantaciones forestales, bosques, pastizales, humedales y otras. Si es necesario hacer una fogata, asegúrate de hacerlo en lugares alejados de los árboles, pasto u otros materiales combustibles.

Asimismo, delimita el fuego con materiales no combustibles, con arena o piedras, y ten a la mano tierra o agua para apagarlo de inmediato en caso sea necesario. Finalmente, apaga correctamente las fogatas o cocinas a leña que utilices y asegúrate que no exista la posibilidad que el fuego se reavive.

4) Tener un plan de prevención de incendios y actuación

Si vives cerca a zonas con vegetación, es importante que junto a tu familia y comunidad se preparen para actuar ante un incendio forestal. Recuerda estar alerta a las altas temperaturas y periodos de clima seco.

Elabora un Plan de Emergencia y ten lista una mochila para emergencias, pues en el caso de los incendios forestales puede ser necesario evacuar tu vivienda para protegerte de las llamas y los gases tóxicos. Además, ubica rutas de evacuación y zonas seguras para ponerte a salvo.

5) Avisa a las autoridades

Si eres testigo de una quema de residuos agrícolas o de otros tipos de vegetación, avisa a tu autoridad local o al formulario web Alerta Serfor. De esta manera, ayudas a evitar la pérdida de recursos naturales y culturales, así como posibles daños a tu salud y a la de tu familia.