El grupo de investigadores de la UPN diseñó visionario vehículo eléctrico como alternativa de transporte y ejercicios para personas con Sarcopenia.
El grupo de investigadores de la UPN diseñó visionario vehículo eléctrico como alternativa de transporte y ejercicios para personas con Sarcopenia. | Fuente: UPN

La sarcopenia es una enfermedad que afecta a los adultos mayores, disminuyendo su masa muscular y su rendimiento físico de forma progresiva. Según estudios a nivel mundial, entre el 65% y el 73% de ancianos hospitalizados padecen esta afección que, además, les genera estrés, dependencia y miedo a movilizarse de manera libre y segura.

Pensando en esto, los investigadores del Grupo GIADIPS, desarrollaron el innovador proyecto SAIO, un vehículo de movilidad controlada que ayuda al desplazamiento seguro y libre de sus usuarios. “Lo diseñamos como un soporte móvil que favorece a la confianza, autonomía y calidad de vida de las personas”, indicó el estudiante Max Surco.

De esta manera, con un vehículo seguro como alternativa de transporte, las personas con dicha afección también pueden realizar ejercicio físico, lo que les ayuda a aumentar su resistencia física y fortalecer sus miembros superiores e inferiores.

El vehículo garantiza un desplazamiento seguro para las personas de la tercera edad.
El vehículo garantiza un desplazamiento seguro para las personas de la tercera edad. | Fuente: UPN

El equipo del Proyecto SAIO, de la Universidad Privada del Norte (UPN), está conformado por los estudiantes Valeria Tam Farfán y Max Surco Cipión, así como la ingeniera Diana Rosales Gurmendi y la docente investigadora Ruth Manzanares Grados. A la fecha, esta creación se encuentra patentada y en camino a hacerse realidad en una versión física.

Una alternativa para movilizarse con seguridad y de manera divertida

SAIO busca mejorar la calidad de vida de los adultos mayores de manera integral, lo que incluye hacer sus actividades más entretenidas. Por ello, este vehículo también posee un control de voz que permite escoger su música favorita o realizar llamadas a sus familiares o amigos.

Asimismo, el usuario puede controlar la velocidad con la que realiza los ejercicios dependiendo de su resistencia. Adicionalmente, se pueden realizar paseos cortos de forma segura con sensores en el vehículo que controlan la temperatura exterior e interior del vehículo, signos vitales del usuario y un sistema de seguridad ante algún choque o volcadura del vehículo durante su recorrido.

Por último, SAIO posee un sensor GPS que da la posición en tiempo real del vehículo a la persona encargada del adulto mayor para saber su localización en caso exista algún inconveniente.