¿Qué aspectos tener en cuenta para lograr una inversión pública más eficiente?
El Perú pierde el 40% de los potenciales beneficios de la inversión pública por ineficiencias en la administración de proyectos, según datos del FMI. | Fuente: Andina

La emergencia sanitaria por la COVID-19 ha impactado de forma negativa en la economía, sobre todo en el ámbito relacionado a la inversión. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) indica que la inversión pública en América Latina y América (ALC) ha sido muy afectada por la pandemia, a la vez que resalta dos tendencias preocupantes en la región: poca inversión y escasa eficiencia.

De hecho, estos son dos de los puntos más críticos en la economía peruana. El Instituto Peruano de Economía (IPE), resalta que, si bien se requiere destinar más recursos hacia la inversión pública, la baja eficiencia del gasto público es uno de los problemas principales. En esa misma línea, datos del Fondo Monetario Internacional (FMI) remarcan que el Perú pierde el 40% de los potenciales beneficios de la inversión pública por ineficiencias en la administración de proyectos, una cifra que supera en 13 puntos porcentuales al promedio latinoamericano.

Problemas en la ejecución de proyectos de inversión pública

Una investigación realizada por el FMI en 2020 señala que nuestra economía ha sido una de las que ha mostrado un crecimiento más rápido en la región, pero en 2019 este crecimiento se debilitó debido a diversas razones, entre las que destacan factores internos como el hecho de que la ejecución de proyectos de inversión pública fue menor de lo previsto en el presupuesto.

El retraso en la ejecución de proyectos es un problema recurrente. Videnza Consultores indica en sus “Propuestas del Bicentenario: Reactivación Económica” que, en los últimos años, la capacidad de ejecución de la inversión pública se ha estancado. Además, resalta que, por ejemplo, en infraestructura, al 2019 existían 867 obras paralizadas por S/ 16 870 millones (equivalente a 50% del presupuesto de inversión pública anual). De ellas, el 39% era por deficiencias técnicas o incumplimiento, el 28% por arbitrajes y el 15% por limitaciones presupuestales.

Durante la pandemia, se ha tratado de cambiar esto. El documento “CADEx: Reactivación económica en marcha. Conclusiones” de IPAE (2020), señala que durante la emergencia sanitaria se han generado procedimientos especiales para facilitar la ejecución y se ha dado incentivos como asignar recursos a los ministerios con procedimientos de compra. De igual forma, destaca que se cambiaron los procesos para Compras MiPerú, que el año pasado no alcanzó a ejecutar los 200 millones asignados.

Para lograr una inversión pública eficiente se deben priorizar aspectos como la planificación, los presupuestos y la medición final de resultados.
Para lograr una inversión pública eficiente se deben priorizar aspectos como la planificación, los presupuestos y la medición final de resultados. | Fuente: Andina

¿Cómo lograr una inversión pública más eficiente?

La inversión pública es muy importante para lograr cambios significativos en el crecimiento económico, sobre todo teniendo en cuenta la realidad actual de la pandemia. Los expertos coinciden en que, para lograr una inversión pública eficiente, se deben priorizar aspectos como la planificación, la organización, los presupuestos, el seguimiento y la medición final de resultados.

Como parte de la planificación, se deben seleccionar los proyectos cuidadosamente, asegurando que estén alineados a las grandes metas que se tienen a nivel Estado. Sobre esto, el BID resalta que se debe contar con “autoridad técnica para rechazar malos proyectos”. Asimismo, es de suma importancia establecer objetivos de tiempo y gasto que realmente puedan cumplirse según los plazos estimados.

El presupuesto es otro aspecto primordial; los expertos coinciden en que no solo basta con definir el presupuesto total de los proyectos, sino que deben crearse objetivos pequeños y calcular el gasto estimado de estos con el fin de avanzar de una forma organizada.

Las mediciones y reportes son también parte importante para una inversión pública eficiente y transparente que no deje dudas sobre el manejo. Recordemos que la falta de confianza en el Gobierno es uno de los problemas recurrentes en el país. El documento “CADEx: Reactivación económica en marcha. Conclusiones” de IPAE (2020) resalta que para potenciar la reactivación económica se debe mejorar la regulación del Estado y, sobre todo, reducir la gran desconfianza que han dejado los casos de corrupción en el país.

En esa línea, se deben establecer indicadores de medición claros y reportes que estén a disposición para toda la ciudadanía. El BID destaca que, para optimizar la inversión pública post pandemia, también se debe tener en cuenta lo siguiente: utilizar criterios técnicos y transparentes para priorizar la inversión pública, considerar estrategias de participación privada para retomar la inversión pública y gestionar estratégicamente los activos públicos para extender su vida útil.

Tal como indica el Instituto Peruano de Economía, “la mejora en la eficiencia de la inversión pública incrementa el impacto de la inversión sobre el crecimiento económico”. Además, impulsar la inversión pública es fundamental para generar empleo y obras de infraestructura. Por ello, es fundamental lograr que sea eficiente, con el fin de reactivar la economía del país tras la pandemia y mejorar la calidad de vida de los peruanos y peruanas. “Integración al Bicentenario: Construyamos un país mejor”, es organizado por RPP con el apoyo de Enel y Movistar.