Reforma de transporte: ¿Cómo puede reducir la contaminación y en qué estado estamos?
En Lima Metropolitana y el Callao se realizan diariamente 26.8 millones de viajes y el transporte público es el modo más utilizado, según el “Estudio de movilidad urbana con BIG DATA” (2019). | Fuente: Andina

La forma en que nos movemos y transportamos por las ciudades adquiere un papel cada vez más importante en el desarrollo del país, sobre todo para la preservación del medio ambiente y de los recursos naturales.

Según el “Estudio de movilidad urbana con BIG DATA” (2019), en Lima Metropolitana y el Callao se realizan diariamente 26.8 millones de viajes y el transporte público es el modo más utilizado (51%). No obstante, 6 de cada 10 personas que viven en estas ciudades están insatisfechas con la calidad de este medio de transporte, debido a que la mayoría de los viajes se realizan de forma ineficiente, insegura y a veces informal.

Nuestro sistema de transporte actual está desintegrado y hay una gran cantidad de vehículos a motor que no se han renovado con el tiempo. El promedio de antigüedad de los autos en el país es de 13.6 años y la gran mayoría opera con diésel, de acuerdo con la Asociación Automotriz del Perú (AAP). Por esta razón, son los causantes del 70% la contaminación del aire, según un estudio del Comité de Gestión de la iniciativa de Aire Limpio.

Sin duda, la forma en que nos transportamos a diario está afectando al medio ambiente con emisiones de gases tóxicos y también a los ciudadanos, quienes pueden presentar problemas respiratorios, pérdida de la audición y otras afecciones por la contaminación del aire y la sonora. Según la Fundación Thomson Reuters, la contaminación ambiental, principalmente producida por la quema de combustibles fósiles, acorta la expectativa de vida en 1.8 años.

Reforma de transporte y medio ambiente

El Observatorio Ciudadano Ciudades Cómo Vamos, sugiere que una reforma de transporte que se centre en las personas, que priorice la movilidad sostenible y que se base en un transporte intermodal con las diversas opciones de transporte conectadas, es fundamental para reducir la demora en los viajes, para hacerlos menos costosos, para reducir las afecciones de salud en la población y para reducir los accidentes de tránsito.

Aparte de esto, el impacto en el medio ambiente sería altamente positivo. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) indica que el uso excesivo de vehículos motorizados con combustibles fósiles son la principal causa del calentamiento global. De hecho, los vehículos motorizados son los mayores contribuyentes a la contaminación del medio ambiente.

Reforma de transporte: ¿Cómo puede reducir la contaminación y en qué estado estamos?
Con un sistema de transporte integrado e intermodal también se reduciría el número de unidades vehiculares motorizadas y se eliminarían las unidades viejas que contaminan. | Fuente: Copyright (c) 2016 Toa55/Shutterstock. No use without permission.

Con un sistema de transporte integrado e intermodal también se reduciría el número de unidades vehiculares motorizadas, se eliminarían las unidades viejas que contaminan y se podrían considerar nuevas formas más sostenibles de movilizarse sin quemar combustible fósil.

El BID menciona que un transporte ambientalmente sostenible también reduce la emisión de gases de efecto invernadero, minimiza el uso de recursos naturales no renovables y preserva la integridad de los ecosistemas.

¿En qué estado estamos como país?

En Lima se han dado avances para impulsar la reforma de transporte y para tratar de poner orden al tráfico y caos vehicular. La Municipalidad de Lima inauguró el Metropolitano en el 2010, el cual, hasta antes de la pandemia, atendía un promedio de 700 mil viajes diarios. Asimismo, en 2011 empezó a funcionar la Línea 1 del Metro de Lima que transportaba un promedio de 550 mil personas a diario, según datos del Gobierno hasta antes de la crisis sanitaria.

En línea con las políticas para reformar el transporte, a fines de 2019 se emitió el Decreto de Urgencia N.° 029-2019 que promueve los programas de chatarreo para lograr que los conductores renueven o retiren definitivamente ciertos vehículos del parque automotor para evitar la contaminación ambiental y reducir los siniestros.

Asimismo, existe la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU), un organismo técnico especializado del Ministerio de Transportes cuyo objetivo es organizar, implementar y gestionar el Sistema Integrado de Transporte de Lima y Callao. Sin embargo, como subraya la Defensoría del Pueblo, el sistema actual de fiscalización del transporte que emplean para las vías públicas resulta obsoleto.

En vez de desplazar inspectores con una carpeta de notas y una cámara de fotos, la entidad señala que se deberían implementar herramientas tecnológicas para las acciones de fiscalización en las vías metropolitanas y carreteras como cámaras de detección para facilitar la detección, intervención y sanción.

Reforma de transporte: ¿Cómo puede reducir la contaminación y en qué estado estamos?
. La Municipalidad de Lima inauguró el Metropolitano en el 2010, el cual, hasta antes de la pandemia, atendía un promedio de 700 mil viajes diarios. | Fuente: Andina

Aunque existen avances individuales, todavía estamos lejos de conseguir un transporte integrado. De acuerdo con Krishan Barr, director de Investigación e Innovación en Ciudades y Transporte Sostenible de Ficus Perú, Lima cuenta con un alto porcentaje de transporte informal que además de contaminante es inseguro, poco accesible y sin tarifa plana.

Aún hay mucho por hacer. Algunos de los principales desafíos pendientes incluyen reducir la contaminación; reducir la informalidad; integrar los diversos medios como buses, autos o trenes; tener tarifas integradas; mejorar la infraestructura e invertir en educación vial.

En ese sentido, en el documento “Avanzando con resiliencia: Una ‘nueva movilidad’ para Lima y Callao” del Proyecto Perú Debate 2021, se recomienda que el gobierno aplique las siguientes estrategias: tener una visión de ciudad con metas y objetivos claros; establecer responsabilidades claras a nivel de institución; crear instrumentos de regulación del uso de la tierra; tener políticas multisectoriales; crear alianzas con el sector privado para la promoción de los viajes multimodales; y crear bases de datos y métodos de evaluación para monitorear el progreso y las necesidades de transporte.

Ciudades con Futuro es una campaña organizada por RPP, con el compromiso de Enel y Movemos de Vinci Highways, que busca promover la necesidad de ver a nuestras ciudades como espacios en los que podemos mejorar nuestra calidad de vida a través del cuidado del medio ambiente, la promoción de la economía circular y el impulso de una movilidad sostenible.