¡Orgullo nacional! Reserva Nacional Pacaya Samiria y Parque Nacional Tingo María son reconocidos por promover el turismo sostenible en el mundo

Ambas áreas naturales protegidas fueron premiadas con los Green Destinations Story Awards durante el ITB Berlín, la mayor feria de turismo en el planeta. Este reconocimiento busca promover el desarrollo de actividades económicas para la población local.

Entre las especies de aves que destacan en el Parque Nacional Tingo María se encuentra el gallito de las rocas.
Entre las especies de aves que destacan en el Parque Nacional Tingo María se encuentra el gallito de las rocas. | Fuente: Sernanp

El turismo sostenible y responsable es una estrategia compatible con la conservación de las áreas naturales protegidas y una actividad que genera oportunidades de desarrollo local y regional en beneficio de muchos peruanos. Por ello, cada año, Green Destinations Story Awards destaca los lugares turísticos más respetuosos con el ecosistema y que generan impacto sobre el ambiente y aportan a la cultura local.

Esta vez, la premiación internacional reconoció al Parque Nacional Tingo María, ubicado en Huánuco y a la Reserva Nacional Pacaya Samiria, en Loreto, como destinos sostenibles en el mundo. Durante el ITB Berlín –feria líder de la industria turística mundial– se destacó a ambas áreas naturales protegidas por tener las historias de buenas prácticas más inspiradoras e innovadoras de destinos en las categorías “Descarbonización de la cadena de suministro” y “Naturaleza y Ecoturismo”, respectivamente.

Ya en suelo peruano, el reconocimiento fue entregado al Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp). “Lo recibimos como muestra del trabajo articulado entre el Estado, el sector privado y la población local. Hoy las áreas naturales protegidas (ANP) se convierten en un referente nacional de sostenibilidad, demostrando que no sólo proveen servicios ecosistémicos y son fuentes de ingresos para el desarrollo económico, sino que también permiten la participación de la gente en acciones de conservación”, destacó Rodolfo Valcárcel, gerente general de dicha institución.

En Perú, el reconocimiento fue entregado al Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).
En Perú, el reconocimiento fue entregado al Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp). | Fuente: Sernanp

Perú como un referente de conservación y sostenibilidad

Con este reconocimiento, nuestro país se perfila como un gran referente de trabajo comunitario y conservación del patrimonio natural. Además, es relevante mencionar que diversas áreas naturales protegidas del Perú ya han destacado con anterioridad a nivel mundial.

En el 2021, nueve destinos turísticos de nuestro país fueron incluidos en la importante “Lista Top 100 Destinos Sostenibles” por la fundación Green Destinations y siete de estos destinos reconocidos fueron áreas naturales protegidas: Reserva Nacional de Tambopata, Santuario Histórico Bosque de Pómac, Reserva Nacional Pacaya Samiria, Parque Nacional Tingo María, Reserva Nacional de Titicaca, Parque Nacional Bahuaja Sonene y el Bosque de Protección Alto Mayo.

Gracias a este reconocimiento el Perú ingresó a un grupo internacional de destinos comprometidos con la sostenibilidad y el turismo responsable basado en principios reconocidos a nivel mundial por el Consejo Global de Turismo Sostenible – (GSTC) y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En la Reserva Nacional Pacaya Samiria pueden verse animales como el pez paiche, el pez de agua dulce más grande del mundo, las tortugas charapas, el manatí, el delfín rosado de río, la nutria gigante, entre otros.
En la Reserva Nacional Pacaya Samiria pueden verse animales como el pez paiche, el pez de agua dulce más grande del mundo, las tortugas charapas, el manatí, el delfín rosado de río, la nutria gigante, entre otros. | Fuente: Sernanp

Iniciativas como estas promueven el desarrollo de actividades económicas para la población local como el turismo en espacios de naturaleza sin generar impactos negativos. Además, contribuyen con el impulso de proyectos de inversión por parte de entidades públicas y privadas para mantener el buen estado de conservación de estas áreas.