¿Por qué implementar el “Hoy no circula” es una buena idea para la ciudad?

El “Hoy no circula” dejaría fuera de las calles a alrededor de 230 mil autos diariamente con enormes beneficios para la fluidez vehicular, dado que los autos privados utilizan el 60 % del espacio público. Además, reduce la contaminación ambiental y sonora, y el consumo de combustible.

Alonso Cárdenas

Alonso Cárdenas

COMPARTE

El 1 de julio, luego de más de 100 días de confinamiento, se levantaron la gran mayoría de las disposiciones de la emergencia sanitaria. Sin embargo, las imágenes vistas en el transporte público denotaron caos, aglomeraciones, poco respeto para la distancia social e informalidad. Las calles lucieron colapsadas  y el tráfico estuvo igual de anárquico que antes de la pandemia. Esta situación es sumamente preocupante dado que el principal foco de contagio ha migrado de los bancos y los mercados al transporte público.

Aunque suene contradictorio, una medida clave para mejorar la difícil situación del transporte público es implementar el Programa “Hoy no circula”. El citado programa básicamente se centra en prohibir la circulación de automóviles privados una vez a la semana en función  al número de placa. De acuerdo con Lima Cómo Vamos (2018), en la Ciudad de Lima hay aproximadamente de 1 millón 200 mil vehículos (dígase automóviles y station wagon). Vale decir que el “Hoy no circula”, dejaría fuera de las calles a alrededor de 230 mil autos diariamente, con enormes beneficios para la fluidez vehicular, dado que los autos privados utilizan el 60 % del espacio público. Esto es sumamente relevante ya que al haber menos tiempo de exposición en el transporte público, menor es la posibilidad de contagio. Otros aspectos positivos serían la reducción de contaminación ambiental y sonora y una disminución significativa en el consumo de combustible. Es importante recordar que un estudio de la Universidad de Harvard en Estados Unidos e Italia reveló que el coronavirus presenta mayores índices de mortalidad en los lugares donde hay más contaminación ambiental.

Implementar el “Hoy no circula” no debe darse de manera aislada, sino como parte de otras medidas.
Implementar el “Hoy no circula” no debe darse de manera aislada, sino como parte de otras medidas. | Fuente: Andina

Pero el aspecto más relevante es que los hogares con mayores ingresos prácticamente monopolizan el uso de autos particulares incrementando los niveles de desigualdad. De acuerdo con Gestión (04.12.2014), los niveles socioeconómicos A y B  son propietarios del 78 % de los vehículos para uso particular en Lima. Esto quiere decir que en apenas el 27.9 % de los hogares (4.7 % NSE “A” y 23.2 % NSE “B”) se concentra casi el 80 % de los automóviles privados de la capital. Otro dato interesante es que en solo 5 distritos vive el 79.1 % de los NSE A y B (CPI, abril 2019). Estos distritos son Miraflores, San Isidro, San Borja, Surco y  La Molina.  Es relevante subrayar que los cinco distritos previamente mencionados también centralizan la oferta formal de empleo, vale decir que ahí se ubican las grandes oficinas, los corporativos, las empresas trasnacionales, las casas matrices de los bancos, AFP y aseguradoras, entre otros. En otras palabras, grosso modo las personas de los NSE más altos son las que menos distancia deben recorrer para llegar a sus centros laborales.

Una de las críticas que se le hace al programa “Hoy no circula” es que fomenta la compra de más autos, especialmente en los niveles de mayores ingresos, esto se vio por ejemplo en la Ciudad de México. Sin embargo, esto es poco factible en un contexto de la peor recesión económica desde la Gran Depresión.

A manera de conclusión, implementar el “Hoy no circula” no debe darse de manera aislada, sino como parte de otras medidas tales como: i) materializar una red de ciclovías, ii) que las grandes empresas se hagan cargo de la movilidad a su personal, iii) que la administración pública no vaya a trabajar a las entidades estatales, salvo puntuales excepciones, iv) corredores exclusivos para el transporte público formal y v) subsidio al transporte público para su radical modernización.

NOTA: “Ni GRUPORPP ni sus directores, accionistas, representantes legales, gerentes y/o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma”.