¿Qué aprender sobre la influenza de 1918 en tiempos de coronavirus?

El historiador Jorge Lossio señala que la crisis sanitaria ha evidenciado problemas estructurales de fondo como el hacinamiento, deficiencias hospitalarias y graves inequidades. Estos problemas deben resolverse poco a poco y fuera de la crisis.

Úrsula Delgado

Úrsula Delgado

COMPARTE

La influenza de 1918, más conocida como la gripe española, causó 40 millones de muertes en el mundo, mientras que la COVID-19 ha llevado a más de 500 mil personas a la muerte. La rápida propagación de la influenza tuvo que ver con la I Guerra Mundial, cuando las tropas viajaban de un país a otro llevando el virus.

Si bien son pandemias que ocurren en momentos distintos de la historia, hay lecciones que no debemos dejar de aprender. Para el historiador Jorge Lossio, cuando la intensidad de la gripe del 1918 bajó, los estados y sociedades empezaron a relajar. Esto llevó a una segunda oleada. 

“Es mejor sostener esta suerte de aislamiento y restricciones hasta que veamos que ha retrocedido la pandemia. Todavía estamos en medio de la pandemia”, explica Jorge Lossio, quien es máster y doctor del Centro para la historia de la ciencia, tecnología y medicina de la Universidad de Manchester.

Otra lección de la gripe de 1918 es que permitió empoderar los sistemas de salud pública creando instituciones que vigilaran y procuraran mayor acceso a la salud. “Desde los 80 y 90 ha habido menor inversión en salud y los estados pasaron la responsabilidad de la salud pública a los individuos”, explica .

“Se debe volver a empoderar los sistemas de salud y a invertir en ellos
“Se debe volver a empoderar los sistemas de salud y a invertir en ellos", indica el historiador Jorge Lossio. | Fuente: Andina / Difusión

“Se debe volver a empoderar los sistemas de salud y a invertir en ellos. Que los estados asuman esa responsabilidad, que no se la pasen al sector privado ni a los individuos”, acota Lossio, y agrega que como lección debemos escuchar a los funcionarios y científicos de la salud.

“Otro problema es que no crees en lo que dice la ciencia, en el distanciamiento social. Hay cierto esceptisismo frente a la ciencia o a lo que dicen los funcionarios de la salud”, acota. Además, es importante educar a la población a identificar información falsa.

“En la influenza del 18 había el rumor fuerte que era un arma biológica creada por Alemania. Era mentira porque en Alemania murió mucha gente. Son las teorías de la conspiración cuando se dice que en China hay un laboratorio que creó el virus o cuando China dice que se ha creado en EEUU”, señala.

“Estas teorías de la conspiración no ayudan, porque generan la sensación de que hay una agenda oculta atrás y que todo lo que se dice es mentira”, acota Lossio, quien señala que hay problemas geopolíticos de disputas entre EE.UU. y China. “Se ha agravado una rivalidad que venía de antes por quien va a dominar el mundo”, dice.

Y agrega que “la OMS hasta el 80 tuvo liderazgo claro, pero eso se fue perdiendo. No ha habido una agencia internacional capaz de ordenar una respuesta más coordinada a nivel global. EEUU ya oficialmente se retira de la OMS. Es un hito global. Ese liderazgo lo va anasumir China. Todo justo en un momento de transición”. 

Los otros problemas que ha desnudado esta pandemia han sido el hacinamiento y en el caso peruano también la informalidad. Para Lossio va a venir una crisis económica y política muy fuerte. “Esta crisis global que va a generar esta pandemia. En el Perú también”, señala.

“Va a llevar a que se replanteen varias cosas: Una mayor exigencia en la participación de la economía, en la universalización de los sistemas de salud, en el cuestionamiento al modelo neoliberal. La pandemia va a acabar, pero va a tener consecuencias económicas y políticas”, acota Lossio.  

Finalmente señala que esta crisis deja una gran lección: hay problemas de fondo que hay que enfrentar. Tratar de resolver los problemas estructurales poco a poco, pero no en medio de la crisis. Es el caso del hacinamiento, los problemas hospitalarios, fuertes inequidades económicas, como las principales.

NOTA: “Ni GRUPORPP ni sus directores, accionistas, representantes legales, gerentes y/o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma”.

Sepa más: