Rachel Watson presentó su libro "Reconciliarse con el espejo" en la FIL Lima 2019. | Fuente: RPP Noticias

Rachel Watson, psicóloga y conductora de "Sin vueltas" por RPP, presentó su libro "Reconciliarse con el espejo: ¿Cómo prevenir los trastornos de alimentación?", durante la Feria Internacional del Libro de Lima (FIL Lima 2019). En la publicación, ella se centra en el trastorno alimenticio en los jóvenes.

Más allá de los desórdenes alimenticios, la psicóloga recalca que detrás hay un problema de autoestima. "Todos tenemos que trabajar en nosotros mismos: en nuestra autoestima, en nuestro cuidado. Tener un estado emocional saludable que nos permita disfrutar de la vida, vínculos sociables así como rutinas y hábitos que nos permitan salud física. No tiene nada de malo el querer estar saludable y verse bien. El problema es cuando esto se convierte en una obsesión y en un trastorno, que inunda vida de la persona y anula sus otras actividades", señaló.

Rachel Watson estuvo acompañada en el panel de la FIL Lima 2019 por el psicólogo Javier Echevarría y la conductora Fernanda Kanno. El primero destacó el carácter amigable de "Reconciliarse con el espejo" que invita al lector hablar de un tema difícil. "¿Cómo tocar un tema tan doloroso de un modo amoroso y amigable? Eso es lo primero que me llamó la atención del libro de Rachel. Es un libro alegre que te invita a hablar de algo de lo que no es fácil hablar", señaló.

Mientras que para Fernanda es un libro esencial para los jóvenes. "Conozco muchas personas en el trabajo que han tenido transtornos de alimentación o se sienten muy presionados. Creo que si hubieran tenido esta información quizás no hubieran sufrido tanto. Mientras más jóvenes leamos este libro mejor", apuntó sobre el libro de Rachel Watson.

SEÑALES PARA ESTAR ALERTA

La psicoterapeuta recomieda a los padres estar alerta de las siguientes conductas en sus hijos:

- Hábitos alimentarios: cuántas veces al día se alimenta, qué cantidad ingiere al día y qué tipo. Si los hijos dejan de desayunar porque se van rápido (no se les ve comer) o si después de almorzar entrann al baño y se demoran mucho rato.

- Cambios en el peso: bajan progresivamente o abruptamente; u oscilan en su peso (el caso de la bulimia).

- Cambios en la vestimenta: uso de polerones muy grandes para disimular qué tan delgados pueden estar.

¿Qué opinas?