Megan Maxwell, la escritora que firmó autógrafos hasta la 1 a.m. en la FIL Lima 2019

Es probable que no te suene el nombre de Megan Maxwell, pero la escritora de literatura erótica ─que ha vendido 1.700.000 ejemplares solo en España─ se convirtió en el fenómeno de la FIL Lima 2019. Se calcula que firmó autógrafos a entre 600 y 900 lectoras. 

El fenómeno de Megan Maxwell llegó al Perú. La escritora firmó autógrafos a entre 600 y 800 personas. | Fuente: Flickr FIL Lima / Megan Maxwell Perú

El momento de mayor fervor en la Feria Internacional del Libro de Lima (FIL Lima 2019) no se debió gracias al Nobel peruano Mario Vargas Llosa ni a los populares booktubers. Fue gracias a una española de 54 años, de cabello rubio corto, y más de 45 libros publicados: Megan Maxwell, seudónimo escogido por María del Carmen, autora de literatura erótica, chic lit y 'best sellers' que ha vendido 1.700.000 ejemplares solo en España (al 2018).

Sus 'guerreras' ─como se hacen llamar sus ávidas lectoras─ empezaron a hacer cola para la firma de autógrafos a las 4 p.m. del sábado 3 de agosto. El evento inició a las 8 p.m. (previamente brindó la charla "Sexualidad y literatura") y terminó alrededor de la 1 a.m. del domingo 4 de agosto. Para ese momento, habían trasladado la interminable cola de fans del interior de la feria (el recinto cierra a las 10 p.m.) a una boletería en el exterior de la FIL Lima 2019. Se calcula que firmó entre 600 y 900 personas. Y claro, también se tomó fotos con cada una. 

Cientos de fans peruanos fueron en busca de Megan Maxwell. | Fuente: Flickr FIL Lima

FENÓMENO LITERARIO

¿Cómo explicar este fenómeno, que parecería haber pasado desapercibido, aunque distribuye millones de ejemplares en 25 países distintos? La clave puede estar en "Cincuenta sombras de Grey". Si bien Megan Maxwell escribió su primer libro en 1993, a los 28 años, tuvo que esperar hasta el 2009 cuando el profesor de un curso online de novela romántica le dio su primera oportunidad para publicar "Te lo dije". Pocos años después, una editora le hizo una oferta: estaban buscando a alguien que compita con la la saga de E.L. James

Aceptó, pero evitaría las escenas sadomasoquistas. "Es una cosa que no me pone nada. A mí, si un tío me pega le meto una hostia que lo dejo seco. Y las amigas a las que se lo consulté pensaban lo mismo que yo", explicó sobre "Pídeme lo que quieras" (2012) al diario español "El confidencial". Las diferencias con "Cincuenta sombras de Grey" ─sus personajes femeninos son 'guerreras', no sumisas como Anastasia Steele─ son una clave que atrae a las lectoras. 

A las 10 p.m., Megan Maxwell empezó a firmar libros afuera de la feria. Quedaban cientos de fans. | Fuente: RPP Noticias

MUJERES AGUERRIDAS

"La mayoría de sus libros presenta a mujeres luchadoras. Ella no quiere una mujer sumisa, sino una emprendora que sabe enfrentar a los problemas de la vida y salir adelante. En la charla, dijo que en E.L. James hay una mujer sumisa y ella es lo contrario. En su obra, Judith es una mujer fuerte y aguerrida. Es otro tipo de literatura", comenta Patty Carbajal, organizadora del club de fans Megan Maxwell Perú. "Muchas mujeres, que la han leído, dicen que ha sido una inspiración para ellas o que ha sido una fortaleza para sobrellevar algún momento difícil", agrega.  

Ella fue una de las seguidoras que acompañó a Megan Maxwell desde su llegada al Perú hasta su extensa firma de autógrafos en la FIL Lima 2019. Jóvenes, a partir de los 16 años, hasta señoras, que prefieren mantener su edad en reserva, conforman una leal base de fans que ha leído un 80% de sus libros ─escribe entre 3 y 4 al año, y ya acabó uno nuevo─ centrándose en los subgéneros de novela erótica, novela romántica y novela medieval ambientada en Escocia.

Si aún no la ha leído dele una chance, tal vez le ayude a levantar su ánimo, a creer en sí misma o a darle nueva chispa a su vida sexual. Bueno, eso es lo que la escritora comenta que le agradecen sus lectoras. 

Algunos de los títulos de Megan Maxwell. Ella aborda las temáticas erótica, romántica y medieval. | Fuente: Flickr FIL Lima
¿Qué opinas?