Primos Chicken Bar fue elegido el restaurante favorito para pollos a la brasa en los Premios Summum 2019. | Fuente: Primos Chicken Bar

El Gran Teatro Nacional fue el escenario elegido para reconocer a lo mejor de la gastronomía peruana en los Premios Summum 2019, que celebra su décimo segunda edicion. 

Una de las categorías más esperadas es la de Mejor Restaurante de Pollos a la Brasa. Uno de los platos más populares si vemos las cifras: se estiman casi 13 mil locales de pollo a la brasa en el Perú y, en su día, se consumen más de un millón a nivel nacional.

Por primera vez, Primos fue elegida como la favorita. La pollería que ha impuesto su propio estilo ¿Su receta? Un sabroso pollo aderezado con fórmula propia, papas fritas de ondulado corte y, por supuesto, las obligatorias salsas y cremas.

Los Premios Summum 2019 reconocen a restaurantes y líderes de la gastronomía peruana en 36 categorías. Entre ellos a Mejor Restaurante de Chifa y Cocina China, Mejor Bar de Lima, Mejor Nuevo Restaurante, Mejor Cocina de Autor y Mejor Chef Mujer, entre otros.

Este es el top 10 en la categoría a Mejor Restaurante de Pollos a la Brasa:

RÁNKING 

1. Primos
2. La Granja Azul
3. Don Tito
4. Pardos Chicken
5. Mediterráneo Chicken
6. Villa Chicken
7. Rasson Brasas Gourmet 
8. Gran Parrillada Timbó
9. La Panka
10. Don Belisario

El Día del Pollo a la Brasa se venden más de un millón de este plato a nivel nacional. | Fuente: Facebook | El Ají Seco

HISTORIA DEL POLLO A LA BRASA

El pollo a la brasa, uno de los platos típicos de la gastronomía peruana y de mayor consumo en el Perú, se originó hace más de 60 años, en la zona de Santa Clara (Chaclacayo).

El origen del plato se le atribuye a Roger Schuler, quien ideó la particular cocción del pollo observando la preparación que realizaba su cocinera, y progresivamente, junto a ella y otro socio, Franz Ulrich, tecnificó la producción y creó el restaurante La Granja Azul.

Con el éxito del restaurante, el cual fue primero de pollos a la brasa, se creó el típico horno brasero, que le da un gusto especial a este popular plato. En sus incios, este plato era consumido por la clase alta limeña, pero paulatinamente se fue masificando.

El plato consiste en carne de pollo eviscerada, y cocida a las brasas. La carne macerada se hornea al calor de las brasas en un horno especial denominado «rotombo», que hace girar el animal sobre su propio eje, recibiendo uniformemente el calor.

¿Qué opinas?