Adriana Lima colgó las alas. Con 37 años, era considerada una de las "veteranas" en los desfiles de la marca Victoria's Secret. La modelo brasileña se despidió de la casa subiendo una última vez a la pasarela del Victoria's Secret Fashion Show.

La marca la despidió por lo alto. Solo a ella le podían dedicar todo un segmento del show que incluyó la proyección de un video con sus mejores momentos en la pasarela. "Al ángel más grandioso de todos los tiempos", fue el mensaje final. La modelo lloró y dio las gracias durante su recorrido. 

La brasileña usó su cuenta de Instagram para agradecerle a Victoria's Secret. "Gracias por mostrarme el mundo, compartir tus secretos y, más importante, no solo darme alas sino por enseñarme a volar", escribió.  

EL FIN DEL CULTO A LA BELLEZA

Adriana Lima comenzó a desfilar para la marca de lencería en 1999. Pero en diciembre pasado, algo cambió en ella. Dijo haber recibido una oferta para "filmar un video sexy" y difundirlo en las redes sociales. "No volveré a quitarme la ropa por una causa vacía", decidió.

En otro momento, admitió que todos los días se levanta preocupada por su aspecto y si resultaría aceptable en su trabajo. Ella prometió cambiar ese culto al cuerpo y medidas imposibles de cumplir que se asocian a la belleza femenina. "Es insano física y mentalmente cómo la sociedad nos impone cómo debemos ser, cómo debemos comportarnos, cómo debemos estar físicamente... Quiero cambiarlo [...] y comenzaré por mí", dijo.

Adriana Lima es considerada "la modelo más sexy del planeta" según la enciclopedia de la moda models.com, y es la cuarta mejor pagada según el ránking de la revista "Forbes".

¿Qué opinas?