Daniel Radcliffe
Daniel Radcliffe habla sobre el precio de la fama que le trajo Harry Potter. | Fuente: Captura de pantalla

Daniel Radcliffe tuvo una entrevista con BBC e hizo una impactante revelación sobre el personaje que lo llevó a la fama durante varios años. “Mi alcoholismo se debe a Harry Potter”, aseguró el actor de 30 años.

Su éxito se debió a las películas del mago y muchas veces se cuestionó qué haría más adelante cuando la saga llegara a su fin: "En parte, la causa de todo lo que me sucedió a mí fue el pánico. La aventura estaba terminando y no estaba seguro de qué haría después”.

Daniel Radcliffe confesó a BBC que no se sentía seguro consigo mismo y la única manera de encontrarse bien era tomando alcohol: “No me sentía cómodo conmigo mismo, ni con la versión sobria de mí. Entonces bebía. Si salía y me emborrachaba, la gente me miraba con interés y curiosidad, porque no era solo una persona ligeramente brillante, todavía era el niño Harry Potter”.

El actor se comparó su situación con la de Justin Bieber y asegura que las personas ven a las celebridades como personas con dinero y que por eso ya lo tienen todo: “Es como cuando la gente habla de Justin Bieber yo les digo: ‘Su vida debe ser muy loca ahora’. No se imaginan cuánto te puede abrumar la fama y estar tan expuesto”. Y añade: “Parece que por tener un gran trabajo y ser rico no tienes derecho a estar triste o incómodo”.

Sin embargo, Daniel Radcliffe se dio cuenta que tomar en exceso no era lo mejor para él ni para su familia y decidió dejarlo por el bien de todos: “No me gustaba que me vieran así, así que bebí más, me emborraché de nuevo. Durante unos años seguí así”.

Además, admitió que también dejó de fumar: “Al final, eres tú quien puede decir es suficiente. Necesité tiempo y más de un intento. Conocí gente maravillosa que me ayudó, otros actores que me dieron consejos muy importantes”.

Ahora no toca el alcohol: "No extraño beber. Cuando pienso en el caos que era mi vida entonces, estoy feliz de ser mejor". Daniel Radcliffe supo que el precio de la fama era muy alto y actores conocidos como él también pasaron por este proceso como Macaulay Culkin y Drew Barrymore.

Él es uno de los niños prodigios del cine que su carrera se vio opacada por un tiempo tras internarse en el alcohol o en las drogas.