Susan Schneider y Robin Williams
Susan Schneider, viuda de Robin Williams, habla sobre la enfermedad degenerativa de su esposo. | Fuente: Getty Images

Susan Schneider, viuda de Robin Williams, habló abiertamente sobre la situación que llevó al famoso actor a quitarse la vida en el 2014. Tras la muerte del ganador del Oscar, la autopsia detectó que sufría una enfermedad degenerativa, más conocida como demencia con cuerpos de Lewy.

“Robin’s Wish”, documental centrado en los últimos meses de la vida del famoso ‘Genio’ de Aladdín, sorprendió a más de un fanático luego de escuchar las declaraciones de Schneider quien aseguró que Williams tenía dificultades para entender la realidad.

Los problemas de insomnio, de pareja y más, fueron un punto de quiebre importante para el actor por lo que su viuda recordó que le preguntó: “¿Significa esto que estamos separados?”, ya que dormían en cuartos separados.

“Cuando con tu mejor amigo, tu pareja, tu amor, te das cuenta de que hay un abismo gigante en alguna parte y no puedes ver dónde está. Eso simplemente no se basa en la realidad. Fue un momento difícil”, relató Susan Schneider.

DEMENCIA CON CUERPOS DE LEWY

Luego de no entender por qué su esposo tenía este tipo de comportamientos, su viuda descubrió tiempo después, en la autopsia, que Robin Williams estaba sufriendo una forma de demencia que se manifestaba de manera agresiva, cosa que aumentó el riesgo de suicidio ya que, entre sus síntomas, está la depresión.

“Robin y yo sabíamos que estaban sucediendo muchas más cosas. Robin tenía razón cuando me dijo: ‘Solo quiero reiniciar mi cerebro’. En ese momento, le prometí que llegaríamos al fondo de esto. Simplemente no sabía que sería después de su muerte”, describe Schneider para la revista Neurology en el 2016.

El documental sirvió para que sus familiares y fanáticos supieran que Williams padecía de demencia con cuerpos de Lewy. Esta enfermedad es el segundo tipo más común de problemas en el cerebro después del Alzheimer, así lo dictaminaron los médicos tras la muerte del actor.

“Empezaron a hablar de la neurodegeneración. No estaba en sus cabales. Me sentí aliviada de que tuviera un nombre. Robin y yo habíamos pasado por esta experiencia juntos, siendo realmente perseguidos por un monstruo invisible”, comentó.

SUS DIFICULTADES EN EL TRABAJO

La última película que grabó Robin Williams fue “Una noche en el museo 3”. Tres meses después de grabarlo, fue encontrado muerto en su casa de California ahorcado con un cinturón.

De acuerdo con Shawn Levy, uno de los voceros en el documental del actor sobre su estado de salud, confesó que el artista luchaba por recordar los diálogos: “Combinaba las palabras correctas”, reveló Levy.

“Robin me llamaba, a las diez de la noche, a las dos de la mañana, a las cuatro de la mañana, y me decía: ‘¿Sirve? ¿Algo de esto sirve? ¿Apesto? ¿Qué está pasando?’ Yo lo tranquilizaba”, aseguró.