Itatí Cantoral
Itatí Cantoral se despide de la telenovela "La mexicana y el güero" e incursiona en la comedia. | Fuente: EFE

La actriz Itatí Cantoral se despide de la telenovela "La mexicana y el güero" con grandes enseñanzas y disfruta una nueva etapa de su carrera a la que nunca quiso enfrentarse: la comediaTambién asoman planes de cine con Thalía

Comenzará grabaciones de la quinta y sexta temporada de "Se rentan cuartos", transmitida por Comedy Central, que ha sido fundamental para su carrera al tener que enfrentarse a la comedia en vivo. La grabación es frente a un público difícil de complacer, sin cortes ni descansos.

"Cuando estás ahí y haces un chiste y nadie se ríe se siente horrible, un momento de silencio incómodo", asegura Itatí Cantoral quien se ha adaptado al punto de considerar probar a los espectáculos de stand-up.

Entre sus planes también se encuentra el hacer una película con Thalía, pues después del reencuentro por redes sociales al protagonizar un TikTok en el que revivieron a sus personajes en la telenovela "María la del barrio"; y tras la muerte de la madre de Cantoral, ambas revivieron los viejos tiempos y recordaron el gran cariño que se tienen.

Ya pactado está una serie para Netflix, de la que no puede adelantar detalles, y la grabación de su primer largometraje con su casa productora.

UN FINAL DE TELENOVELA ATÍPICO

"Cuando logras un chiste del que la gente se muere de risa a carcajadas es como si te cayeran millones de dólares a tu cuenta bancaria, se siente un goce increíble", dice Itatí Cantoral para quien la comedia es algo a lo que nunca se quiso dedicar. 

"La mexicana y el güero", que llega a su final, es uno de esos proyectos en el que ha tenido que hacer reír a la gente. Se trata de una telenovela sin final feliz que tilda de "atípica".

En ella Cantoral interpreta a Andrea, una mujer que, tras varias decepciones de la vida, deja de confiar en los hombres y se dedica a estafarlos, pero en el camino tomará como presa a un hombre honesto del que pronto se enamorará y le dificultará la realización de sus planes.

El final de Andrea es funesto, así lo explica la actriz quien no se muestra inconforme al respecto. Aunque finalmente se redime, considera que necesitaba afrontar las consecuencias de sus propias decisiones para enviar un mensaje al público. (Con información de EFE)