Johanna San Miguel
Johanna San Miguel reveló cómo ha venido viviendo la pandemia de la COVID-19. | Fuente: Instagram / Johanna San Miguel

Para Johanna San Miguel, la pandemia de la COVID-19 viene significando una etapa de constante alerta y cambios de humor. Cuidarse del contagio requiere estar al tanto de los estudios científicos y ella aseguró que la información resulta clave para evitar la paranoia.

Hay que cuidar también la salud mental”, señaló en una reciente conversación con la revista Somos. Y aunque aceptó que ha pasado por diversas emociones —de la preocupación a la tristeza—, una de ellas prevalece hasta la fecha: la nostalgia por volver a abrazar a Sylvia María Dammert, su madre.

No es normal no tener contacto físico con la gente que amas. Nada es normal ahora”, indicó San Miguel, que actualmente se desempeña como miembro del jurado de “Yo Soy”, acerca de la “nueva normalidad”, un término que le parece repudiable.

Y, más adelante, dijo que de ser vacunada contra la COVID-19, lo primero que haría es “abrazar y comer a besos a mi madre”. “Es lo único que quiero”, enfatizó. No es para menos: acostumbrada a visitar a su mamá tres veces por semana, por la pandemia solo ha podido verla de lejos.

Sylvia María… Yo no conozco persona más íntegra que mi mamá, alguien que nunca va a perder sus valores”, señaló la exintegrante de “Pataclaun” sobre su madre. “Es fantástica. La mejor persona que conozco en el mundo entero. Y no lo digo porque sea mi mamá, yo he tenido la suerte de que ella me haya tocado en la vida como mi mamá”, agregó.

Fue una de las primeras directoras creativas de este país, docente. Es muy respetada y querida. Sacó a sus cuatro hijos adelante completamente sola. Ante las situaciones adversas –yo soy más trágica–, ella siempre tiene los pies en la tierra”, destacó Johanna.

VENCER EL MIEDO, SALIR ADELANTE

Johanna San Miguel reconoció que durante la pandemia tuvo episodios de gran temor. “Hubo momentos en los que he llorado de miedo. Y cuando les preguntaba a amigos, ellos me decían que habían pasado por lo mismo. Entonces no me sentía sola, ya no pensaba que estaba perdiendo la razón. Nos ha pasado a casi todos”, afirmó.

Por fortuna, ser parte del equipo de “Yo Soy” le permitió volcar sus energías en un proyecto, evitar el encierro total, mantener su mente ocupada. “Creo que si me hubiera quedado en mi casa, sí habría sido muy complicado. Estar en las galas, vincularme al arte constantemente me ha mantenido viva en términos de salud mental. Con más equilibrio”, confesó.

Cuando Ricardo Morán dio positivo al nuevo coronavirus, lo primero que hizo San Miguel al enterarse fue llamarlo por teléfono. “Lo hice. Siempre he estado al lado suyo”, acotó. Ser parte del programa, después de todo, ha representado un especial aporte a su carrera. “Me da la oportunidad, además, de verter todo lo que he aprendido en los talleres que he seguido o la experiencia que he acumulado”, aseveró.

El pasado abril, la actriz había planeado presentar “Hasta que la tele nos separe”, un espectáculo al lado de Carlos Carlín. Sin embargo, la crisis global producida por la COVID-19 puso en pausa sus planes y, aunque existe la tentativa de llevar el show al terreno virtual, la idea no termina por convencerla.

Todos los guiones siempre pueden ser volteados para adaptarse a lo que hay… pero para los que trabajamos en teatro no es lo mismo. Este tiene algo único y especial. Entonces, no lo sé…”, manifestó San Miguel, quien luego concluyó que la obra que más la marcó en su trayectoria fue “Billy Elliot”.