Universitario de Deportes: entérate cuánto le debe a los acreedores y cómo se piensa pagar la deuda

Indecopi dio a conocer cuánto debe la 'U' a sus distintos acreedores. ¿En qué consiste el Plan de Reestructuración? ¿Ya fue aprobado? ¿Qué pasa si no se cumple? Conoce todo aquí.

Universitario de Deportes enfrentará el viernes a Pirata FC. | Fuente: Club Universitario de Deportes

En diciembre, el Vigésimo Cuarto Juzgado Contencioso Administrativo de la Corte Superior de Justicia de Lima determinó que el Tribunal de Indecopi (Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual) reevalúe la deuda de Universitario de Deportes con Gremco. El pedido fue hecho por socios de la 'U', quienes argumentaban que parte de lo que se debía ya había sido cobrado mediante mecanismos detallados en un laudo arbitral.

De tener la razón, la empresa constructora dejaba de ser el máximo acreedor del club y, por lo tanto, la administración debía ser destituida. El grupo inmobiliario, como era de esperarse, apeló.

Sin embargo, el 20 de febrero, el club recibió un documento por parte de Indecopi con el detalle de la deuda de Universitario, no solo con Gremco, sino con todos los acreedores. A diferencia de lo que los socios esperaban, no hubo novedades. Pese a la nueva evaluación, el organismo público autónomo determinó que la deuda se mantiene tal cual, sin cambios.  

Gremco se quedó como principal acreedor, al ser al que más se le debe (193 millones 22 mil 319 soles, el 50.6%), seguido por SUNAT (155 millones 175 mil 350 soles, el 40.7%). Esta es la lista al detalle:

Universitario de Deportes debe 380 millones 951 mil 796 soles a sus acreedores. Si queremos ser más exactos, agregamos 87 centavos. Esa es la deuda concursal reconocida por Indecopi. Es decir, la que se generó hasta 2012, año en el que arrancan los procesos concursales y las administraciones empiezan a dirigir a los clubes, bajo la supervisión de la Junta de Acreedores (todos aquellos a los que se les debe el dinero).  La única manera de pagarla es mediante el Plan de Reestructuración.

Pero no es la única deuda del club. A esa concursal se le suma la corriente, que es aquella que se generó a partir de 2012. Esta se paga con ingresos corrientes, o sea del día a día. En octubre de 2016, cuando, con Gremco como mayor acreedor, Carlos Moreno fue designado administrador del club, la cifra bordeaba los 28 millones de soles. Desde ese entonces hasta ahora, el monto se redujo en aproximadamente dos millones.

Pero volvamos a la deuda principal, la de más de 380 millones. La única manera de pagarla, como ya mencionamos, es con el Plan de Reestructuración. Este Plan, en el caso de Universitario de Deportes, se aprobó en febrero de 2017. La principal idea es valorizar los activos inmobiliarios del club, para, eventualmente, concesionarlos o alquilarlos.  

  1. Campomar: cambio de zonificación (tarda 24 meses, ya se hizo), habilitación urbana (30 meses) e independización de terrenos (33 meses). La intención es que aumente su valor y concesionar las zonas que no son usadas por el primer equipo.
  2. Lolo Fernández: se debía determinar si existían cargas sobre el previo que impida desarrollo de proyectos inmobiliarios distintos a los deportivos. Eso tardaba 36 meses pero, según la administración, ya se logró mediante un análisis del área legal del club, el informe de un especialista y el certificado de cargas y gravámenes que otorga SUNARP. Según ello, no hay cargas.
  3. Estadio Monumental: independización de las explanadas (36 meses). Ya se hizo.

De esta manera, se busca multiplicar el valor de los activos para obtener una mayor renta en los contratos de alquiler o concesión para obtener flujos de ingresos a 30 o 35 años.

Pero, claro, los acreedores no pueden esperar 30 o 35 años. Por eso, una vez que se tienen los contratos suscritos, el club ‘tituliza’ los flujos de ingresos futuros y los coloca ante Fondos de Inversión para tener los ingresos de manera anticipada y poder pagar a los acreedores. Esto, dicho de manera simple, es conseguir inversores de acuerdo a lo que con el tiempo los proyectos generarán.

El Plan de Reestructuración tiene un plazo de tres años dese que fue aprobado. Es decir, en febrero de 2020 se tiene que cumplir. ¿Qué pasa si esto no sucede? Los bienes son subastados y el club pierde la propiedad de sus activos inmobiliarios. Sin embargo, ya existe conversación con algunos de los acreedores para ampliar el plazo. ¿Se puede? Sí. Si los acreedores confían y aceptan alargar algunos de los plazos, se puede hacer, sin sanción de por medio por parte de Indecopi.

Universitario de Deportes empieza un nueva temporada deportiva con muchas expectativas, pero la lucha por salvar su economía es incluso más importante. Y este es un año clave para lograr los objetivos.

 

 

¿Qué opinas?