César Vallejo o Mannucci. Solo uno levantará la Copa de la Segunda División del fútbol peruano este domingo en un partido no apto para cardíacos. ¿El escenario? El Estadio Municipal de Casa Grande, distrito ubicado a 40 minutos en microbus desde la ciudad de Trujillo (región La Libertad).

Los poetas están muy familiarizados con este coloso deportivo. No por ello jugaron 14 encuentros de local esta temporada, sin contar los choques de años anteriores. Ahora, con el aliento de su gente en casa, Carlos Orejuela y compañía están decididos a romper las redes de Mannucci, con el que empataron 1 a 1 en el duelo de ida en Trujillo.

La cancha de grass natural tiene dimensiones similares a la del Mansiche, en Trujillo, pero cuenta con tres tribunas: oriente, occidente y norte. Desde hace ocho años, el estadio con capacidad para ocho mil espectadores es administrado por la Municipalidad Distrital de Casa Grande, provincia de Ascope.

Durante la semana hubo controversia sobre la seguridad en este escenario deportivo. Mientras los vallejianos aseguraban que sí cumple con las garantías, el club carlista advertía que era una "bomba de tiempo" por un posible caos de hinchas al exterior del recinto. Se espera que la fiesta del fútbol esté por encima de todo, y que gane el mejor. (El perdedor de esta final tiene otro camino para lograr su clasificación a la máxima categoría).