Luka Modric (33 años) fue uno de los jugadores más afectados de la Selección de Croacia, que recibió seis goles por parte de España, en duelo válido por la UEFA Nations League. El subcampeón del mundo fue humillado por el equipo de Luis Enrique, que si se proponía podría haber ampliado el 6-0 en el estadio Martínez Valero de Elche.

Al final del partido, Modric lució desconsolado y fue consolado por sus propios compañeros y su compañero de Real Madrid, Sergio Ramos, con quien intercambió camisetas.

"España siempre es España, pero nosotros no hemos estado ni cerca del nivel que debemos tener", indicó el capitán croata, quien admitió que la goleada es "difícil de explicar", ya que recordó que su selección "jugó bien en los primeros 20 minutos".

"No me han sorprendido porque son jugadores de altísimo nivel. Nosotros no estuvimos a nuestro nivel, por eso la diferencia es tan grande", agregó Modric que fue el mejor jugador del Mundial Rusia 2018.

¿Qué opinas?