Negocio propio
No es una tarea sencilla si se busca ofrecer la máxima calidad. | Fuente: Andina

Todo negocio busca no solo ofrecer un gran servicio, sino rentabilizar lo mejor posible. Para ello debe haber un equilibrio entre los gastos, los ingresos, el tiempos, la mano de obra, la materia prima. No es una tarea sencilla si se busca ofrecer la máxima calidad.

“La mejor manera de mejorar la calidad de un negocio es implementar un sistema de gestión de la calidad. Los sistemas de gestión de la calidad te permiten sistematizar la mejora en un proceso de mejora continua”, indica el Instituto Nacional de la Calidad (Inacal).

Básicamente, un sistema de gestión de la calidad es un conjunto de medidas coordinadas que realizan sobre un conjunto de elementos (recursos, procedimientos, documentos, estructura organizacional y estrategias) para lograr la calidad de los productos o servicios.

“Implementar un sistema de gestión es una inversión, pero te ayuda a diseñar tus procesos más efectivos y eficientes, asegurando la calidad que quieres alcanzar para tu producto o servicio que le ofreces a tu cliente. El sistema de gestión de la calidad lo puedes certificar y ello te permitirá esforzarte para mejorar año a año tu negocio y así mantener la certificación”, comenta Inacal, que ofrece asesoría para la implementación para este sistema.

Sepa más: