Essalud
La operación se realizó el 13 de agosto, en plena pandemia del nuevo coronavirus. | Fuente: Andina

Especialistas del Hospital Guillermo Almenara salvaron la vida de una joven madre de 4 niños, tras practicarle un novedoso y exitoso procedimiento, utilizando un moderno navegador 3D intracardíaco, para resolver el problema al corazón que padecía y que ponía en riesgo su vida, informó EsSalud.

Rita Sánchez Masgo (33 años) fue diagnosticada de arritmia ventricular extrasístole frecuente, un problema cardiaco complejo que le generaba palpitaciones, intensos dolores en el pecho, en la cabeza, sensación de desvanecimiento y hasta náuseas, que le impedían trabajar y realizar su vida con normalidad.

La arritmia extrasístole ventricular es un trastorno del ritmo cardiaco que genera latidos acelerados del corazón, lo cual impide que los ventrículos se llenen y contraigan eficazmente para bombear suficiente sangre al cuerpo.

Para resolver este mal cardiaco, los especialistas utilizaron un moderno navegador intracardiaco con sistema tridimensional, uno de los más modernos en arritmia Latinoamérica, con el cual localizaron de manera precisa y exacta la parte del corazón afectada y realizar el procedimiento mínimamente invasivo que permitió resolver la arritmia.

La operación se realizó el 13 de agosto, en plena pandemia, y estuvo a cargo de un equipo multidisciplinario del servicio de electrofisiología - cardiología del Hospital Guillermo Almenara, liderado por el doctor Fredy Chipa Ccasani.

“La intervención duró casi 50 minutos y durante el procedimiento la paciente estuvo con anestesia local y completamente despierta. A través de un catéter se ingresó al corazón, se pudo reconstruir tridimensionalmente la parte afectada que le generaba la arritmia”, explicó.

Por su parte, Rita Sánchez, agradeció al personal médico que hizo posible su recuperación y que ahora le permite tener una mejor calidad de vida y volver a trabajar. “Me siento muy bien, no tengo ninguna molestia y ahora puedo hacer mis labores con normalidad”, acotó.

INCIDENCIA DE CASOS

El cardiólogo electrofisiólogo Fredy Chipa sostuvo que los casos de arritmia se han incrementado en los últimos meses como consecuencia del estrés por el confinamiento durante la pandemia. Dijo que también se ha detectado esta patología cardiaca como secuela en pacientes poscoronavirus.

Anotó que en un corazón sano la frecuencia cardiaca en reposo normal es de 60 a 100 latidos por minuto.

“Generalmente las personas que tienen arritmias presentan palpitaciones, fatiga, mareos y desmayos, e incluso, una predisposición a tener una muerte súbita por arritmias complejas”, refirió.

El especialista recomendó que ante la aparición de estos síntomas acudir a un centro de salud para que lo evalúe un médico y se le realice un electrocardiograma (EKG) para controlar el ritmo del corazón.

(Andina)