Humberto Catter, especialista en barrido electrónico, afirmó que no se requiere tecnología sofisticada ni mucho dinero ara realizar una interceptación telefónica en nuestro país.

En RPP dijo que en el Perú con mucho ingenio y la tecnología adecuada se obtener información privada mediante la línea telefónica, para propalarla en un momento determinado.

Sin embargo, dijo que cuando se trata del caso de interceptaciones a los teléfonos celulares si requiere tecnología sofisticada, la cual es difícil de conseguir especialmente para los civiles.

El especialista consideró que el que se efectúen tan comúnmente estas actividades ilícitas en nuestro país es por la ineficacia en las sanciones contra este delito.

"Si se presenta una nueva modalidad e inmediatamente se ejecuta una sanción pues ya no es negocio", enfatizó.

Catter dijo que en este caso lamentablemente la tecnología ha avanzado más rápido que la jurisdicción, lo cual es un incentivo para que estas prácticas ilegales se intensifiquen en nuestro país.

Sin embargo, dijo que si bien no están sancionados estos actos, la justicia si admite como prueba las interceptaciones telefónicas como pruebas en los juicios contra diversos personajes, especialmente en casos de corrupción.

Asimismo, aseveró que los usuarios pueden tomar las precauciones necesarias para evitar ser "chuponeados".

"Uno tiene que cuidarse porque la tecnología esta a la mano, mal usada la tecnología puede hacer unos destrozos políticos, legales, financieros, mineros, todo lo que uno en ese momento desee", añadió.

Por ejemplo mencionó que los gobiernos de diversos países de Europa han tomado medidas para evitar que los funcionarios sean victimas de interceptaciones telefónicas.

Por ejemplo, dijo, el gobierno de Francia ha prohibido a sus funcionarios el uso de los celulares Blackberry, ya que los servidores de estos aparatos se encuentran en Estados Unidos.