Llevar una estricta rutina de ejercicios y una exigente dieta no es la única forma para bajar de peso. Aunque no lo creas, las actividades que se hacen cotidianamente pueden ayudar a quemar muchas calorías.

Hacer labores domésticas puede resultar, en algunos casos, tedioso y hasta aburrido, pero son estas las que no pueden hacer perder algunos kilos de más. Lavar los platos, limpiar las ventanas o barrer son algunas de ellas.

Según la revista Reader´s Digest, hacer solo dos horas de tareas domésticas a la semana significa quemar alrededor de 408 calorías, lo que podría significar perder hasta 3 kilos en un año.

Es así, como esta revista de salud americana, calificó cada una de las labores domésticas indicando la cantidad de calorías que se pueden perder en un tiempo determinado. Revisa los datos en la galería de imágenes que acompaña la nota.