Morguefile

En el cuarto día octubre de todos los años se celebra el Día Mundial de los Animales, gracias a una iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal tomada en un congreso celebrado en 1929 en Viena, Austria.

En este día se recuerda al Santo Francisco de Asís, considerado como el primer humano que se concibió a sí mismo en relación con todas las cosas creadas, y que consideraba que todos somos criaturas de Dios.

En el año 1980, el Papa Juan Pablo II declaró a Francisco de Asís como patrono de los Animales y de los Ecologistas y es por eso que en muchos países se celebra la fecha con la bendición de las mascotas.

La intención central de esta fecha es recordar la importancia de las otras especies en nuestras vidas y quienes muchas veces son víctimas de nuestro egoísmo sadismo y crueldad.

Por eso, muchas organizaciones defensoras de los derechos de los animales organizan actividades de sensibilización,  con el fin de buscar un compromiso de respeto en favor de las mascotas.

En diferentes lugares como en Estados Unidos ya se ha tipificado como delito grave el maltrato a las mascotas de compañía, y se reconoció el enlace sentimental. Los defensores de los animales han recordado que no existe diferencia entre maltratar humanos y animales; recordando que se infringe dolor a una vida, a un ser que respira, que tiene un sistema nervioso, que siente placer y miedo y felicidad.