Aniversario de Lima
El Palacio de Gobierno comparado con una imagen de 1926. | Fuente: Vladimir Velásquez Proyecto Lima Antigua

Este 18 de enero se celebra el 486 Aniversario de Lima y la bibliotecóloga y coautora del libro ‘La Lima que encontró Pizarro’, Gilda Cogorno Ventura, habló sobre los cambios que ha habido en la capital desde el siglo XVI.

Lima siempre ha sido un espacio de migraciones. No estamos viviendo algo excepcional. Somos una mayor población y esto se hace sentir más en la ciudad. A lo largo de toda la historia del Perú, las migraciones son las que han marcado”, expresó en Ampliación de Noticias de RPP. 

De otro lado, Cogorno Ventura lamentó que no se hayan cuidado los recursos naturales de Lima. “No hemos sido muy cuidadosos con la protección de los recursos y ahora vivimos en una Lima de caos, de cerros pelados, la ciudad ha crecido encima de las tierras más ricas y ha sido reemplazada por cemento y ladrillo”, comentó.

Hay cosas que podemos recuperar, sobre todo en cuestiones del medio ambiente, y eso depende del comportamiento de los limeños”, añadió. 

La historiadora recordó además que “una de las riquezas de Lima es que era verde, porque estaba rodeada de lomas, eso daba el color verde; el clima era distinto, muy húmedo, habían muchas lluvias”.

“Gran parte de los cerros que vemos pelados y que nos da la impresión de ser desiertos, antes eran verdes”, expresó y sostuvo que “Lima es caótica porque no hay reglas claras”.

En Lima la gente como no ve respuestas a sus necesidades, cada quien busca la forma de atenderse. Ese es el gran desorden que tenemos. Leyes hay, pero de ahí a que se cumplan es el problema”, anotó. 

Pese a ello, Gilda Cogorno mantiene el cariño por Lima y destacó la belleza que aún posee.

“Probablemente se esté organizando otro estilo, donde nos tenemos que volver a acostumbrar. La gente que ahora vive acá tiene su forma de expresar su belleza, es diversa. Somos una diversidad cultural enorme. Debemos aprender a aceptarnos y a entre todos entendernos. En esa multiculturalidad hay flashes de cosas bellas”, destacó.

Mientras una sociedad esté viva, van haber cambios, pero que esos cambios vengan con ciertas reglas para que todos podamos convivir en armonía”, concluyó.