Foto: Lizzet Paz

Unos 400 pobladores del distrito de Quichuay, provincia de Huancayo (Junín), tomaron el único centro educativo de la localidad y quemaron actas y ánforas.

Según información de la Policía Nacional, los autores de estos actos violentos entraron por la puerta posterior del colegio y cortaron el fluido eléctrico cuando se realizaba el conteo de votos.

Luego amenazaron a las autoridades de los organismos electorales y les quitaron las ánforas y actas que ya habían sido escrutadas para luego quemarlas en el patio del local de votación.

Adujeron que lo hacían ante la posible reelección del alcalde Gonzalo Párraga Camarena.

Policías de Concepción y otras localidades cercanas llegaron hasta Quichuay para poner orden, sin embargo a las 22:00 horas, los pobladores seguían a la espera de ingresar nuevamente a la escuela para terminar de quemar todas las actas.