La cocina rústica, con más de 95 mil platos vendidos, y el sector de carretillas y dulces, con 230 mil porciones expendidas, fueron los más demandados durante los diez días de la Feria Gastronómica Internacional Mistura 2011, que hoy concluye en el parque de la Exposición, en el Centro de Lima.

En una conferencia de prensa, representantes de la Sociedad Peruana de Gastronomía (Apega) informaron que si bien todos los puntos de venta tenían comensales ansiosos por probar sus productos, la mayoría prefirió la comida rústica y las tradiciones.

La pachamanca, la cilindrada y las carnes a la brasa fueron algunos ejemplares de la cocina rústica, es decir, la comida al aire libre, con leños humeantes, carbones encendidos y hornos en la tierra. Se estima que aquí se vendieron 4 mil porciones al día.

En tanto, en el área de tradiciones, los anticuchos, los cebiches, los juanes, así como los dulces tradicionales como el churro tuvieron gran demanda del público, tanto nacional como extranjero, que llegó hasta este punto de la capital.

Según cifras de Apega, en este sector los módulos de “Grimanesa”, “Tamales Magaly”, “El Chinito” y “Qué churros” se impusieron, con ventas de 18 mil; 15 mil 600; 14 mil y 14 mil 200 porciones, respectivamente.

El Gran Mercado fue otro punto que registró importantes ventas, con un total de 372 mil 116 soles en productos agrícolas como frutas, vegetales, cereales y otros con valor agregado procedentes de diversas regiones del Perú.

El vicepresidente de Apega, Mariano Valderrama, detalló que los productores presentes en el Gran Mercado vendieron casi 10 toneladas de frutas. Las más pedidas fueron la naranja, chirimoya, palta, pitajaya y poro poro.

“Han sido ofrecidos alrededor de 400 productos distintos en el Gran Mercado, los cuales fueron traídos por los mismos agricultores desde ciudades de las tres regiones del Perú”, dijo.

También se informó que en la referida feria gastronómica se vendieron más de medio millón de panes, superando a la anterior edición de Mistura, en donde el número de ventas llegó a 250 mil.

En la conferencia también participaron Mitsuharu Sumura y Pedro Córdova, gerente de contenidos y de operaciones, respectivamente, del comité organizador de la presente edición de la feria Mistura.

Posteriormente, agricultores y ganaderos de distintas ciudades de la sierra y selva peruana subastaron las mejores cosechas y especies de papas, cereales y carnes ante decenas de asistentes interesados en adquirir variedades de tubérculos y otros productos que son escasos en los mercados de Lima.

Entre los productos subastados en el denominado “Papatón” se encuentran el maíz de cancha de Abancay, quinua orgánica de Huancavelica, papas nativas de Huancayo, carne de alpaca de Huancavelica y cereales diversos de Huánuco.

Luego de mostrar sus productos en el auditorio “Tres Cruces” de Mistura y recibir un homenaje del comité organizador de esta feria, los productores regresaron al Gran Mercado para recibir a los compradores interesados en sus productos.

Andina