José Quisocala Condori es gerente y fundador del Eco-Banco Cooperativo para Niños en Arequipa, proyecto que ya cuenta con más de dos mil clientes. | Fuente: RPP Noticias

José Quisocala Condori, conocido también como el niño banquero, es gerente y fundador del Eco-Banco Cooperativo para Niños en Arequipa, proyecto que ya cuenta con más de dos mil clientes y que ha sido ganador del Premio Climático Infantil de 2018, que otorga la empresa Telge Energi en Estocolmo, Suecia.

En declaraciones a RPP Noticias, José Quisocala expresó su alegría por este reconocimiento y destacó el gran recibimiento que tuvo por parte del jurado. “Los jurados piensan que hablo como un Nobel. (El jurado) espera que algún día pueda recibir el Nobel a la economía, no cuando tenga 80 años sino cuando tenga 38 o 34”, agregó.

A sus 13 años, José Quisocala es autor de esta iniciativa que combina la economía con el cuidado del medioambiente. Su proyecto consiste en un banco para niños, donde la moneda principal es el residuo sólido; es decir, el que más recicla más dinero ahorra.

“Entonces los niños me traen los residuos sólidos, le doy un precio y lo vendo a las empresas recicladoras. Esas empresas me dan un valor por ese dinero y eso se lo deposito en una cuenta de ahorros que tienen con nosotros”, explica José, quien precisa que hasta ahora el monto que más ha ahorrado uno de sus clientes es 800 soles.

Por su iniciativa, José Quisocala recibió un premio de 65 520 SEK coronas suecas (alrededor de cinco mil 500 dólares), dinero que asegura invertirá para expandir su proyecto a nivel nacional e internacional.

“Con este premio y si ganamos el premio Kunan podríamos expandirnos no solo a nivel nacional sino a nivel internacional. Hay organizaciones, empresas, universidades de Chile, Colombia y México que quieren llevar la idea. Entonces yo creo que el año 2019 será un buen año para el banco del estudiante”, indicó.

Cabe mencionar, que el Eco – Banco fue uno de los cinco nominados al premio a nivel mundial y se impuso a iniciativas de otros niños y jóvenes de Ucrania, Colombia, Estados Unidos y Suecia.


¿Qué opinas?