La atención en salud de los peruanos todavía no logra un estatus de calidad, los pacientes se ven obligados a madrugar para formar largas colas por una cita, que dependiendo de la suerte puede ser para dentro de dos a seis meses.

Una cámara oculta de RPP Noticias comprobó el drama que se vive en los hospitales de la capital.

En el Hospital Dos de Mayo, del Ministerio de Salud (Minsa), hay pacientes que arrastran sus dolencias durante largo tiempo, una mujer contó que lleva nueve meses tratando de recuperarse de una fractura del tendón, cada vez que va para sus controles le dan citas para dentro de 60 días.

Servir a la patria no implica consideración alguna, usuarios del Hospital de la Policía Nacional se quejaron porque las citas son para cada seis meses.

En EsSalud pese al plan para agilizar las intervenciones quirúrgicas, las listas de espera continúan. En el Hospital Guillermo las quejas también son por las citas, deben esperar mucho para ser atendidos, y hay casos en que tienen que ser reprogramados por la inasistencia de los médicos.

"La doctora dijo que le dolió la cabeza y se fue", comentó una mujer.

Además, los asegurados deben padecer el malhumor de algunos especialistas. "Me trató horrible, gracias a eso no me quise seguir el tratamiento. Si estoy volviendo es porque me duele demasiado", señaló otra madre de familia.