Una mujer ha muerto aplastada por un árbol en Taiwán debido a los fuertes vientos que acompañan al tifón Saola, que también ha causado graves inundaciones y ha provocado la suspensión de vuelos, informaron medios locales.

Más de 40 vuelos con destino a Hong Kong, con unos 10.000 pasajeros, han sido suspendidos y las autoridades han anunciado cancelaciones a otros destinos nacionales e internacionales, según indicaron fuentes del aeropuerto de Taoyuan, cercano a Taipei.

Las principales ciudades del norte de la isla, incluida Taipei y el Nuevo Taipei, han suspendido hoy las clases y la actividad laboral, que no será reanudada hasta el viernes, según sendos comunicados emitidos por los distintos gobiernos locales.

El norte y centro de Taiwán se encuentran bajo el radio de acción del Saola, aunque no se sabe con certeza si el tifón tocará de lleno la isla, según las predicciones del Servicio Meteorológico Central de la isla.

Saola alberga vientos de hasta 137 kilómetros por hora, con ráfagas de 173 kilómetros por hora, según los meteorólogos isleños. La tormenta tropical Saola es la novena de este año en Taiwán.

EFE