El empleado aplicó una presión abdominal para salvar a la comensal que se había atorado con un pedazo de carne de pollo. | Fuente: RPP Noticias

La rápida reacción de un mozo evitó que una comensal muera asfixiada por atragantamiento. El hecho se registró en una pollería del distrito limeño de Chorrillos.

La acción del empleado de la pollería Rocky’s quedó registrada por las cámaras de videovigilancia del local. En la grabación se muestra cómo la mujer comparte con sus familiares un plato de pollo a la brasa. De pronto se para, de manera repentina, y le indica a una mujer su garganta, signo de que se ha atorado.

Sus familiares tratan de auxiliarla, pero ella se desespera cada vez más. De repente, un mozo se acerca y la abraza por detrás para aplicarle la maniobra de Heimlich. Esta es una comprensión abdominal que permite que el diafragma expulse el objeto que se ha atorado en el conducto digestivo.

Segundos después, la mujer pudo expulsar el trozo de pollo y se sienta para tomar aire. A través de redes sociales muchos admiraron la rápida reacción del mozo, quien sería proveniente de Venezuela.


¿Qué opinas?