Los padres de Solsiret se reunieron esta mañana con el ministro del Interior, Carlos Morán y la ministra de la Mujer, Gloria Montenegro. | Fuente: YouTube

Esta tarde, la Oficina Desconcentrada de Control Interno del Callao dispuso abrir una investigación preliminar a las fiscales Lucila Aliaga Gamarra y María Quicaño Bautista, por su actuación como fiscales provinciales de la Quinta Fiscalía Provincial Penal Corporativa del Callao, por presuntas inconductas funcionales en la investigación de la desaparición de Solsiret Rodríguez.

La activista feminista desapareció en el 2016, cuando vivía con Brian Villanueva, su pareja, en casa de su madre. Andrea Aguirre, pareja de su cuñado, Kevin Villanueva, confesó este lunes haberla asesinado y descuartizado. Los restos del cuerpo de Solsiret se encontraban enterrados en su casa.

Rosario Aybar, madre de la fallecida, cuestiona que la Policía haya tomado tanto tiempo en detener a los sospechosos, y aseguró que el Ministerio Público le robó tres años de su vida por no conocer el paradero de su hija.

“El Ministerio Público falló, no querían hacer su trabajo, no pedían [diligencias]”, asegura, pero reconoce el trabajo del tercer fiscal a cargo del caso: Jimmy Mansilla Castañeda. “Gracias a él, sabemos todo lo que sabemos ahora”, afirmó.

24 DE AGOSTO

Se sabe que la mañana de ese día, la pareja de Solsiret acudió a la Comisaría PNP La Legua del Callao para interponer una denuncia por su desaparición. En declaraciones a RPP Noticias, Brian indicó que los efectivos se negaron a atender su denuncia y le señalaron que se trataba de un caso de abandono de hogar.

Por otro lado, cuando el caso fue seguido por la División de Personas Desaparecidas, para luego quedar en la División de Investigados de Homicidios, los padres de Solsiret afirman que, tanto fiscales como policías, les dijeron que la fallecida “se había ido con otro” y que estaba cansada de ser madre.

¿Qué opinas?