El peleador mexicano Saúl 'Canelo' Álvarez y el estadounidense Daniel Jacobs pasaron la prueba de la báscula, luego de que ambos estuvieron debajo del límite permitido para la pelea de unificación del título de peso medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), la Asociación (AMB) y la Federación (FIB).

Álvarez, que pondrá en juego los títulos avalados por el CMB y la AMB, puso la aguja de la báscula en 159,5 libras, media menos del límite de la división, mientras que Jacobs, que expondrá el título de la FIB, marcó el límite de las 160.

La pelea, pactada a 12 episodios, se llevará a cabo el sábado en Las Vegas (Nevada), teniendo al mexicano como parte clave de la función, con la que se celebrarán las festividades del 5 de mayo, además de ser el gran favorito en las apuestas.

El local donde se llevó a cabo la ceremonia de pesaje estuvo lleno de aficionados seguidores a los peleadores, y tuvieron un adelanto de lo que sucederá este sábado, ya que ambos púgiles se enfrascaron en una serie de empujones luego de que ambos subieron a la báscula.


Los ayudantes de ambos tuvieron que separarlos antes de iniciar una escaramuza mayor, y fue lo mas emocionante de una ceremonia monótona como lo ha sido toda la promoción, sin ningún tipo de aliciente deportivo ni de protagonismo por parte de los dos púgiles.

Álvarez, de 28 años, se presenta a la pelea con marca de 51-1-2 y 35 nocauts, mientras que Jacobs la tiene en 35-2 con 29 fueras de combate.


Canelo Álvarez

La serie de empujones inició después de que en vez de pararse frente a frente, cada uno recargó su cabeza contra el rival, y Jacobs aventó a "Canelo", quien respondió con otro empujón.

En ese momento el equipo de ayudantes de los dos peleadores se entrometió para separarlos.

Muchas personas se entusiasmaron pero otros dijeron que parecía una actuación de ambos, tal como se acostumbra a hacer en cada ceremonia de pesaje para dar mayor publicidad a la pelea.  (EFE)

¿Qué opinas?