José Mujica | Fuente: EFE

El expresidente de Uruguay José Mujica (2010-2015) dijo este jueves que tanto Uruguay como Perú saben el valor que tiene el derecho de asilo, pero que hay que tener "un poco de paciencia" para que se dilucide la situación del exmandatario peruano Alan García (1985-1990 y 2006-2011).

Asimismo, el exmandatario de 83 años perteneciente a la coalición de izquierdas que gobierna Uruguay, el Frente Amplio (FA), expresó que no puede juzgar la situación de Alan García, quien afirma ser víctima de persecución política, porque la desconoce, pero que, "si hay pruebas suficientes" que demuestran los hechos por los que se le acusa, "no tiene sentido el asilo". Aunque añadió que si llegan a ser presunciones de delito el caso "es discutible".

"Créanme que mi país no podía hacer otra cosa que lo que hizo, lo que va a pasar cuando la Justicia peruana mande la información será una decisión de la Justicia uruguaya y por lo tanto del Gobierno", sostuvo Mujica sobre la concesión de amparo provisional a García, que se presentó en la embajada uruguaya en Lima para pedir asilo diplomático.

"El derecho de asilo es una reliquia"

José Mujica dijo también que para su país "el derecho de asilo es una reliquia" y para Perú debe ser igual ya que tuvo "muchos años" a Víctor Haya de la Torre en la embajada de Colombia en la década de los cincuenta.

Mujica explicó que ahora Uruguay debe "ver todos los papeles" y tanto él como el Gobierno obedecerán la decisión que tome la Justicia del país. "Creo que la Justicia debe ser independiente de la política siempre y, como tal, ser respetada", subrayó.

Si bien el expresidente consideró que el pedido de asilo de García es algo importante, no lo considera "tan urgente" como para tener una visión de ello en cinco días. Respecto al motivo por el que García habría elegido a Uruguay para que le de asilo, Mujica opinó que es porque su país "es chiquito y ronca poco".

"Le tengo un cariño bárbaro al pueblo peruano (...) es un país maravilloso y tiene una injusticia enorme también y tiene heridas por todos lados. No es simple pero me siento comprometido con Perú, es parte de nuestra historia, de nuestra América", concluyó.

 

Alan García está investigado por los presuntos delitos de colusión y lavado de activos en el caso de los sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht. | Fuente: Andina

Alan García pidió asilo a Uruguay

Alan García está investigado por los presuntos delitos de colusión y lavado de activos en el caso de los sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht para la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

Puesto que reside en Madrid desde 2016, a García un juez le prohibió el pasado sábado salir de Perú por 18 meses, mientras continúan las investigaciones, medida con la que estuvo conforme, pero horas después solicitó el asilo diplomático a Uruguay bajo el argumento de que hay una persecución política en su contra.

(Con información de EFE)


¿Qué opinas?