Los conservadores suman una nueva victoria en Brasil. | Fuente: AFP | Fotógrafo: MIGUEL SCHINCARIOL

En junio de 2016, Reino Unido votó a favor de salir de la Unión Europea ('Brexit') en un referéndum que representó una victoria histórica para los conservadores, en noviembre de ese mismo año Donald Trump ganó la presidencia de Estados Unidos.

Luego de victorias en Hungría e Italia, la derecha conservadora tiene un nuevo líder con Jair Bolsonaro en Brasil, quien ya ha prometido “barrer con el socialismo”, que gobernó por más de una década al país más grande de Sudamérica.

"No podemos seguir coqueteando con el socialismo, el comunismo, el populismo y el extremismo de izquierda", afirmó Bolsonaro, un admirador de la dictadura militar (1964-1985), tras ser elegido el domingo con 55% de los votos. 

Las ideas de Bolsonaro resonaron con muchos brasileños hartos de la corrupción y la inseguridad. Y si bien parece un ‘outsider’, el militar retirado dista de ello. “Bolsonaro no es un outsider, pero la población lo convirtió en un uno”, explicó el internacionalista Ramiro Escobar en Ampliación de Noticias.

También se cuelga de una ola conservadora que vive Brasil en los últimos años, Bolsonaro ha incluido la doctrina bíblica entre sus banderas y ha defendido a capa y espada la "familia tradicional", un mensaje que le otorga un firme respaldo de las influyentes iglesias evangelistas en Brasil.

La victoria de Bolsonaro es muestra de una crisis en la democracia como ideal para el analista Francisco Belaunde.

“El sistema democrático era el sentido común y era sólido como idea. Europa y Estados Unidos eran bastiones de la democracia y podían defender la idea democrática. Tenemos a populistas en Europa, a Donald Trump en Estados Unidos, ahora vamos a tener a un señor Bolsonaro que hasta ahora da motivos para estar inquietos. Encima tenemos a China que trata de vender la idea de que cualquier país puede tener el sistema que quiera, que la democracia no tiene que ser un valor universal”, argumentó el internacionalista.

La victoria de Bolsonaro es un entierro simbólico del Partido de los Trabajadores (PT). | Fuente: AFP | Fotógrafo: MAURO PIMENTEL

Steve Bannon, exasesor de Donald Trump, saludó la victoria de Bolsonaro y destacó su perfil de “líder populista nacionalista”.

En una entrevista con la Folha de Sao Paulo dijo que hay "muchas semejanzas" entre Trump, Bolsonaro y otros líderes "populistas y nacionalistas" de derecha, como Viktor Orban, primer ministro húngaro; Matteo Salvini, ministro de Interior de Italia; o Nigel Farage, líder pro Brexit en Reino Unido.

Victorias como las de Bolsonaro y Trump fueron en gran parte posibles gracias a las redes sociales.

"Si no fuese por Facebook, Twitter y otros medios sociales, hubiera sido cien veces más difícil para el populismo ascender, porque no conseguiríamos sobrepasar la barrera de los medios tradicionales. Trump consiguió hacer eso, Salvini y Bolsonaro también", explicó Bannon.

Por lo pronto, Donald Trump no dudó en mostrar su optimismo con los resultados de Brasil y dijo este lunes en Twitter acordó con Bolsonaro "trabajar estrechamente en temas comerciales, militares y todo lo demás".

Otro “colega” de la derecha conservadora, el vicepresidente del Gobierno italiano y ministro de Interior, Matteo Salvini, aplaudió la elección y afirmó que también en este país "los ciudadanos han mandado a casa a la izquierda".

¿Qué opinas?