El gobierno español decretó el domingo un estado de alarma e impuso un toque de queda nocturno en todo el país a excepción de las islas Canarias.
El gobierno español decretó el domingo un estado de alarma e impuso un toque de queda nocturno en todo el país a excepción de las islas Canarias. | Fuente: AFP

El gobierno regional de Cataluña, en el noreste de España, estudia decretar un confinamiento domiciliario durante los fines de semana para contener la epidemia del coronavirus que provocó la aplicación de un toque de queda en casi todo el país.

"Es un escenario que está encima de la mesa porque durante el fin de semana es cuando hay más interacción social", dijo la portavoz del gobierno regional, Meritxell Budó, al ser preguntada por esta opción en una entrevista con la radio pública catalana.

Los contagios se dispararon recientemente en esta región, en línea con lo ocurrido en el conjunto de España que días atrás fue el primer país de la Unión Europea en superar el millón de personas diagnosticadas con COVID-19.

El gobierno español decretó el domingo un estado de alarma e impuso un toque de queda nocturno en todo el país a excepción de las islas Canarias. 

Por el momento, el decreto no contempla un confinamiento domiciliario como el implantado durante la primera ola del coronavirus y aplicado durante esta segunda ola en países como Israel, Irlanda o la región británica de Gales.

"Tenemos que evitar el confinamiento total del mes de marzo a no ser que sea estrictamente necesario y sea la única opción. Por tanto, tenemos que ir explorando distintos escenarios y uno de ellos puede ser este", indicó la portavoz del gobierno catalán.

En España, las competencias sanitarias recaen en los gobiernos de las 17 regiones autónomas, si bien el ejecutivo central puede aprobar directrices generales como el toque de queda nocturno.

AFP

Muere voluntario del proyecto de vacuna de AstraZeneca - Espacio Vital

Un voluntario del ensayo de la vacuna experimental contra el coronavirus de AstraZeneca en Brasil falleció, según la agencia de salud brasileña Anvisa. Esta agencia dijo que se le notificó de la muerte el lunes, pero el Comité Internacional de Evaluación y Seguridad, que supervisa el ensayo, recomendó que continúe. No es claro si el voluntario recibió la vacuna o una inyección de placebo.