Mario Vargas Llosa fue candidato presidencial en 1990, al término del primer gobierno de Alan García. | Fuente: AFP/Andina

El escritor Mario Vargas Llosa señaló este sábado que espera que el suicidio del expresidente Alan García no interrumpa la labor de los jueces y fiscales que vienen luchando contra la corrupción en el Perú.

"Sería trágico que en la comprensible emoción que ha causado el suicidio de Alan García, la labor de aquellos jueces y fiscales se viera interrumpida o saboteada", indicó el escritor en su columna quincenal "Piedra de toque", publicado este sábado por el diario El País.

En ella, el premio Nobel de Literatura de 2010 destaca el trabajo de los fiscales del Equipo Especial para el caso Lava Jato y algunos jueces en Perú, que combaten la corrupción sin importar a quién tengan que investigar.

"En el Perú, desde hace algún tiempo, hay un grupo de jueces y fiscales que ha sorprendido a todo el mundo por el coraje con el que han venido actuando para combatir la corrupción, sin dejarse amedrentar por la hostilidad desatada contra ellos desde la misma esfera del poder al que se enfrentan", agregó.

Mario Vargas Llosa también calificó de "inquietantes" los hallazgos de la Fiscalía, que comprometen al segundo gobierno de Alan García (2006-2011) con sobornos que la constructora brasileña Odebrecht admitió haber pagado a líderes políticos y funcionarios de 12 países, entre ellos Perú.

Acusaciones y polémica

García era investigado por la Fiscalía por los sobornos que Odebrecht admitió haber pagado a altos funcionarios de su segundo Gobierno para obtener la adjudicación para construir la Línea 1 del Metro de Lima y cuyos indicios de los beneficiarios, según medios locales, apuntaban directamente al expresidente.

Precisamente por estos hallazgos, la Fiscalía consiguió el miércoles una orden de detención preliminar en su contra, la misma que evitó con un trágico final, al dispararse con un arma de fuego en la cabeza.

En la columna, Vargas Llosa realiza un balance de las gestiones del que fue dos veces presidente de Perú (1985-1990 y 2006-2011), en el que menciona pasajes críticos de su primer gobierno y destaca el desempeño económico positivo de su segundo gobierno.

El escritor aborda también las acusaciones de corrupción contra García por el caso Odebrecht en su segundo gobierno.

Alan García murió el miércoles y fue velado por una multitud de simpatizantes del Partido Aprista Peruano (PAP), que lideró durante más de tres décadas, hasta este viernes, cuando sus restos fueron cremados en una ceremonia privada en un cementerio de Lima.

(Información de EFE)

¿Qué opinas?