Los estudiantes de instituciones educativas que se ubican en las calles aledañas a la Plaza Mayor de Huamanga, en la región Ayacucho, fueron afectados por las bombas lacrimógenas que lanzaron los policías en el enfrentamiento con estudiantes de la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga (UNSCH).

Los más afectados por el gas para dispersar a los universitarios terminaron siendo los niños de la institución educativa Gustavo Castro Pantoja y del jardín de niños 102.

En tanto, los dos universitarios intervenidos en la trifulca fueron liberados por intermediación del público cuando eran trasladados a la comisaría de Ayacucho; mientras que la estudiante que resultó afectada por las bombas lacrimógenas ya se encuentra fuera de peligro.

Se compromete a atender pedidos

El rector de la UNSCH, Humberto Hernández,  se comprometió a atender los pedidos de los estudiantes como la destitución del personal de confianza y asesores, mejorar el comedor universitario y la biblioteca, matrícula virtual gratuita, la reglamentación de tacha de docentes y la reestructuración académica y administrativa de la universidad.

Entre los compromisos también está la construcción, mejoramiento y refacción de infraestructura y mayor gasto presupuestal de la UNSCH.

En tanto, ante el pedido de vacancia de parte delos estudiantes, al autoridad universitaria  dijo que no existe causales legales para dejar el cargo.

Lea más noticias de la región Ayacucho.