RPP/Henry Urpeque Neciosup.

El jefe de seguridad y orden interno, coronel PNP, Marco Miranda, informó que el suboficial técnico de tercerda Roberto Andrade Benites, se encuentra fuera de peligro y en las próximas horas será dado de alta del Hospital de la Sanidad, luego que un fulminante de granada detonara en sus manos, originándole quemaduras de segundo grado.

El oficial detalló que el hecho ocurrió en el momento del relevo en la sede policial de la Unidad de Desactivación de Explosivos (UDEX), cuando manipulaba este artefacto explosivo, como parte de los entrenamientos para la campaña de charlas “No a los pirotécnicos” que iniciará la policía en los próximos días.

“Es un incidente casual con un fulminante que cayó al suelo y detonó, pero el está estable, tiene quemaduras de cuarto grado en ambos muslos, pero será dado de alta y seguirá son su tratamiento normal”, indicó el efectivo quien llegó hasta el hospital policial, para conocer la situación del joven agente.

Miranda manifestó que el hecho fue fortuito y no formaría parte de una negligencia por parte de personal encargado de esta unidad especializada.

Lea más noticias de la región Lambayeque.