¿Cómo colaborar con el personal de primera línea que nos protege a diario de la COVID-19?
El personal de primera línea ha trabajado desde el día uno para protegernos y mantenernos a salvo. | Fuente: Andina

Desde que el Gobierno puso en marcha la emergencia nacional y el aislamiento social obligatorio por la COVID-19, el personal de primera línea, conformado por médicos, enfermeras, bomberos, policías y militares, ha trabajado arduamente para protegernos.

Día a día, han dejado sus hogares para salir a cumplir su labor. Un aproximado de 70 000 militares y 100 000 policías se han desplegado por las calles de todo el Perú para hacer cumplir las disposiciones preventivas: utilizar mascarilla, mantener el metro y medio de distancia, contar con pase laboral, entre otros.

De la misma manera, el personal médico y los bomberos no han dejado de atender emergencias. Por un lado, la labor de doctores y enfermeras ha sido fundamental para atender a tiempo los casos positivos y evitar más muertes. Por otro lado, el Cuerpo General de Bomberos del Perú se ha mantenido alerta, cumpliendo con su labor durante la emergencia.

Todos estos compatriotas se han convertido en héroes por su entrega y ayuda al prójimo en un momento tan delicado como el actual. Además del desgaste físico por las horas continuas de trabajo, también pasan desgaste emocional y mental, pues están expuestos directamente al virus y, en muchos casos, no ven a sus familias hace meses. Lamentablemente, muchos de ellos han perdido la vida por luchar directamente ante el virus para mantenernos a salvo.

Desde nuestro lugar, también podemos hacer ciertas cosas para apoyar su lucha diaria y cuidar de ellos mientras trabajan por la seguridad y la salud de todos. Para facilitar su labor, debemos ser responsables y respetar las medidas de prevención dictadas por el Gobierno.

Lleva siempre mascarilla al transitar por la calle y respeta el metro y medio de distancia con las demás personas. Si un policía te detiene, sé amable, mantén tu boca y nariz cubiertos, no te acerques más de lo debido y ten tus documentos a la mano.

Para no colapsar el sistema de salud, podemos contribuir cumpliendo las medidas preventivas.
Para no colapsar el sistema de salud, podemos contribuir cumpliendo las medidas preventivas. | Fuente: Shutterstock

Para no colapsar el sistema de salud, podemos contribuir cumpliendo las siguientes medidas recomendadas por la Organización Mundial de Salud y el Ministerio de Salud:

- Lavarse las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol (mínimo 60% de alcohol) o con agua y jabón.

- Mantener una distancia mínima de un metro y medio con los demás.

- Evitar los lugares concurridos.

- Evitar tocarse los ojos, nariz y boca.

- Emplear mascarilla en la calle.

- Cubrir la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo al toser o estornudar. Desechar de inmediato el pañuelo usado y lavarse las manos.

- Permanecer en casa y aislarse incluso si presentas síntomas leves como tos, dolor de cabeza y fiebre ligera hasta que se recupere. Encargar a alguien que le haga las compras y, si sale de casa, usar mascarilla para no infectar a otras personas.

- Si tienes alguno de los síntomas más graves como desorientación o confusión, sensación de falta de aire o dificultad para respirar en reposo, fiebre mayor a 38°C persistente por más de dos días, dolor en el pecho o coloración azul en los labios, manos o pies, comunícate de inmediato al 106 (SAMU) o al 117 (Essalud).

- Si has confirmado que tienes COVID-19 o si no tienes síntomas, pero ha estado expuesto a una persona infectada, ponte en cuarentena durante 14 días.

Seamos siempre empáticos y amables con todo el personal. Pongámonos en su lugar y entendamos que pasan momentos críticos para defendernos, no cabe duda de que son una pieza fundamental para el bienestar de todos.

Siendo respetuosos, responsables y solidarios podremos combatir esta pandemia. Tú también únete a “Peruanos Camiseta: Unidos nada puede vencernos”, una campaña de Alicorp y RPP que busca motivar un cambio positivo de conducta en los peruanos.