Ambulantes en Chiclayo
Comerciantes informales se ubican en los exteriores de los mercados y generan aglomeración de personas. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Cortesía

El comercio ambulatorio en diferentes regiones del país es un problema que hasta la fecha no tiene solución. Los exteriores de los mercados son invadidos por cientos de ambulantes que, pese a las recomendaciones, se niegan a salir.

Tras el estado de emergencia declarado por la pandemia, ellos justifican su presencia en las calles indicando que tienen de vender sus productos para sobrevivir.

¿Qué hacen los alcaldes para solucionar ese problema?  En Piura, Lambayeque, Junín  y Tumbes las propuestas dadas por las autoridades ni siquiera son evaluadas por los informales. Cada día hay más ambulantes en las calles.

Piura: Plantean peatonalizar alrededores del mercado

El jefe de la oficina de Fiscalización de la Municipalidad Provincial de Piura, Juan Carlos Álamo, aseguró que el comercio ambulatorio genera aglomeraciones y, por la pandemia de la COVID-19, representa un peligro para la salud de la población.

El funcionario informó que ejecutarán un plan que consiste en peatonalizar los alrededores del mercado y así llevar un control drástico. Se colocarán puntos de entrada y salida de vehículos, de carga y descarga, y se vigilará el ingreso de comerciantes formales. También reactivarán el uso del vehículo hidrante lanza agua.

En esta ciudad los ambulantes tomaron posesión de las zonas de la céntrica avenidas Sánchez Cerro y Sullana, ubicadas en los alrededores del complejo de Mercados de Piura.

En Piura las autoridades intentan ordenar el comercio informal realizando operativos.
En Piura las autoridades intentan ordenar el comercio informal realizando operativos. | Fuente: Cortesía

Chiclayo: Habilitan espacios para informales

El subgerente de Promoción Empresarial de la Municipalidad Provincial de Chiclayo, Ernesto Bocanegra, manifestó que, antes de la cuarentena, en los alrededores del mercado Modelo existía un promedio de 4 mil ambulantes. En la actualidad y debido al estado de emergencia, un aproximado de 2 mil informales ocupan estas calles.

Todos los días se observan aglomeraciones, no se respeta la distancia social y se exponen al contagio de la COVID-19. También se registran peleas constantes entre los informales y los municipales que tratan de recuperar los espacios públicos.

La municipalidad propuso habilitar cuatro plataformas deportivas para reubicar a unos 200 ambulantes. Una de ellas la Piscina Municipal de Chiclayo, la cual tiene espacios libres.

 

En los alrededores del mercado Modelo de Chiclayo hay un aproximado de 2 mil informales. | Fuente: Cortesía

Huancayo: Denuncian cobro de cupos a ambulantes     

En una bomba de tiempo se han convertido las vías del jirón Cajamarca y Ferrocarril, debido a la cantidad de vendedores informales que invadieron estos lugares, además son un foco infeccioso y de propagación de la COVID-19.

Según informó Erik Prudenci Cuela, gerente de Promoción Económica y Turismo de Municipalidad Provincial de Huancayo, se han instalado 21 mercados itinerantes para los ambulantes desde el inicio de la emergencia sanitaria.

Pese a ello, han detectado que existen mafias que agrupan a los comerciantes quienes se resisten a salir de estas calles, por la "protección" que reciben. Por eso formalizaron la denuncia en contra de un pseudo dirigente identificado como Miguel Medina.

“Este grupo de personas cobra entre 2 y 3 soles por comerciante. Esperamos que los comerciantes reflexionen y opten por su reubicación en los 21 mercados habilitados en distintos puntos de la ciudad; además los invito a dialogar”, señaló.

Con relación a las intervenciones de los policías municipales, calificadas como abusivas, señaló que actúan conforme a las medidas que se están adoptando a nivel nacional. “Tras el decomiso de los productos, los ambulantes firman compromisos de no regresar a los lugares donde fueron intervenidos, pero retornan y generan disturbios”, precisó Prudenci Cuela.

El jirón Cajamarca y Ferrocarril, en Huancayo, han sido invadidos por una gran cantidad de vendedores informales.
El jirón Cajamarca y Ferrocarril, en Huancayo, han sido invadidos por una gran cantidad de vendedores informales. | Fuente: Cortesía

Tumbes: El comercio informal aún es controlable

El comercio informal en Tumbes aumentó en 10 % ante la crisis sanitaria que se vive con la pandemia del nuevo coronavirus, informó el gerente de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad Provincial, Marco Gandarillas López.

El funcionario mencionó que pese al déficit de personal municipal tratan de mantener el control en las calles con ocho policías municipales y siete agentes de comercialización.

Explicó que antes del inicio de la emergencia se desalojó a más de cuatro mil ambulantes que se habían apoderado de las calles de Tumbes; sin embargo, por la suspensión de diferentes actividades laborales los comerciantes volvieron a aparecer en la vía pública, sobre todo en las calles Piura y Mariscal Castilla, a pocos metros del mercado principal.

En Tumbes las calles Piura y Mariscal Castilla, a pocos metros del mercado principal, son invadidas diariamente por los vendedores ambulantes.
En Tumbes las calles Piura y Mariscal Castilla, a pocos metros del mercado principal, son invadidas diariamente por los vendedores ambulantes. | Fuente: Cortesía