A partir de la complicada situación de Edwin Oviedo, algunos dirigentes de la Federación Peruana de Fútbol han renunciado. | Fuente: Andina

El presidente de la Federación Peruana de Fútbol, Edwin Oviedo, estrenó este sábado sus redes sociales para defenderse en el caso sobre los 'Wachiturros de Tumán'. “Desde hoy empezaré a responder todo lo dicho en mis procesos Judiciales en aras a la transparencia que siempre me caracteriza”, fue su primera publicación.

Tanto en Facebook como en Twitter, colgó un video en el que su abogado José Carlos Isla comenta que es falso que el recurso de casación del Edwin Oviedo haya sido anulado.

El 23 de noviembre del 2016 mediante sentencia de casación emitida por la Corte Suprema se le ordena al fiscal (Juan) Carrasco precisar las acusaciones contra Edwin Oviedo y que adjunte las pruebas que correspondan. Frente al abierto desacato del fiscal solicitamos el cumplimiento de dicha sentencia en Chiclayo. Y al no tener una respuesta efectiva, presentamos un segundo recurso de casación en la Corte Suprema. Es este segundo recurso el que ha sido declarado inadmisible, pero por aspectos de forma. El primero que protege los derechos de Edwin Oviedo aún sigue vigente”, explica.

 

Caso Wachiturros

El dirigente de futbol es investigado por ser el presunto autor mediato del homicidio de Percy Waldemar Farro Witte y Manuel Rimarachín. Ambos eran dirigentes sindicales de la empresa azucarera Tumán cuando estaba bajo control del Grupo Oviedo.
El fiscal Juan Carrasco, quien sigue el caso, explicó en RPP Noticias que la investigación inició en mayo del 2015 y que está “en su etapa final”.

“Había una organización criminal dedicada a silenciar a todos los opositores a la administración judicial que había sido designada por el señor Edwin Oviedo. La teoría de la Fiscalía está relacionada con el hecho de (querer) permanecer en la administración de la empresa Tumán y apropiarse del patrimonio de la empresa con la finalidad de mantenerse por 9 años y medio. Cualquier opositor, definitivamente era callado”, dijo.

El Grupo Oviedo tuvo el control de la empresa Agroindustrial Tumán en tres etapas distintas. Una de ellas fue desde enero del 2006 hasta setiembre del 2015. El grupo había logrado el control de la azucarera tras la compra de una deuda de más de 2 millones de dólares a un acreedor de la azucarera en el 2006. El 7º Juzgado Civil de Lambayeque le dio la administración judicial por dos años para cobrar esa deuda. Se quedaron por más de nueve.

 

¿Qué opinas?