Hospital Arzobispo Loayza
El Hospital Arzobispo Loayza se ubica en el Cercado de Lima. | Fuente: Foto: Andina

Un reportaje periodístico denunció que cinco médicos del Hospital Arzobispo Loayza, ubicado en la cuadra ocho de la avenida Alfonso Ugarte, en el Cercado de Lima, dejaban sus puestos para atender a pacientes particulares en un centro de salud que funciona a una cuadra del establecimiento público.

El programa dominical Cuarto Poder reveló, por ejemplo, que José Antonio Mauricci Ciudad, jefe del Departamento de Especialidades Quirúrgicas, ingreso el pasado 20 de noviembre a su labor a las 12 del mediodía, a pesar de que su horario de trabajo era desde las 7:45 de la mañana hasta las 2 de la tarde.

La investigación señala que Wenceslao Castillo Farneschi, jefe del Servicio de Dermatología; Genaro Barrueto Rodríguez, del Servicio de traumatología, Walter Paredes Vásquez, del Departamento de Cardiología, y Humberto Solís Linares están también implicados en este tipo de prácticas ilegales.

Esta situación, según el reportaje, ocasiona la cancelación de citas de los pacientes del Loayza y el uso de los equipos del hospital para fines privados.

"Van a tener que ser sancionados con rigurosidad"

Cuando a una usuaria se le preguntó qué problemas tiene usualmente cuando viene atenderse a este establecimiento del Ministerio de Salud (Minsa), respondió indignada: "No están los médicos. Sus horarios son de 8 de la mañana a 2 de la tarde; [pero] ellos solamente atienden a las 10 a.m. y a las 11 se retiran y nos dejan sin cita".

Estas irregularidades fueron descubiertas por la Oficina de Transparencia y Anticorrupción del Ministerio de Salud (Otran), un departamento que tiene como tarea indagar este tipo de hechos y acumular todas las pruebas necesarias para denunciar a los profesionales de la salud que faltan a la ley.

La ministra de Salud, Silvia Pessah, señaló que estos médicos estaban robando al Estado por un servicio que no ofrecían o que ofrecían defectuosamente. "Acá hay delitos múltiples y van a tener que ser sancionados conforme a ley con mucha rigurosidad", comentó, y agregó: "Los cincos investigados han sido destituidos y están esperando el debido proceso".

La Procuraduría del portafolio denunciará penalmente a los cinco médicos por los delitos de exposición de personas al peligro, actos preparatorios para el peculado de uso y cobros indebidos al Estado.