Rosario Coronado

Personal del Centro de Rehabilitación El Buen Pastor de Chiclayo, (Lambayeque), impidió que la Fiscalía de Prevención del Delito constatara la situación de los internos con problemas de drogadicción y alcoholismo, tras una denuncia por presunto delito contra la libertad personal.

Alejandro Vigil Bardelli, familiar de la adolescente de iniciales L.M.M.R. (16), precisó que desde hace varios días y de manera extraña, personal del establecimiento no brinda información sobre el estado y paradero de la menor, internada desde hace más de un año y de manera unilateral por su padre, un oficial de la PNP.

Esta situación conllevó a la fiscal, Isabel Llempén Quiroz, acompañada de un grupo de agentes policiales y el denunciante, realizar una inspección en el local, ubicado en la cuadra 5 de la calle Pedro Cieza de León - Las Brisas.

Sin embargo, el representante del recinto, Luis Ramírez Ibañez y cuatro empleados, impidieron la acción de constatación, argumentando que  requerían la presencia de su abogado.

Luego ante la insistencia de la prensa, sostuvo que en el lugar no se registra algún tipo de maltrato y que la adolescente no se encuentra en el centro de rehabilitación.

La fiscal, luego de esperar por espacio de 30 minutos y ante la ausencia de la defensa requerida por la parte imputada, procedió a retirarse; añadiendo que se tomarán las acciones que la ley estipula ante la resistencia encontrada y ello implicará determinar si  El Buen Pastor cuenta o no con autorización para prestar el servicio.

En el acta de constatación se indicó que uno de los trabajadores afirmó que la menor fue trasladada a otro lugar. También que Ramírez argumentó tener el apoyo de un mayor de la Policía Nacional y de los jueces de familia ante cualquier intervención.

Lea más noticias de la región Lambayeque