La Hora del Planeta: beneficios de reducir nuestro consumo de energía eléctrica en casa

Para tener un hogar eficiente en cuanto a energía, hay tres factores que debemos cuidar: el uso de electrodomésticos, una iluminación eficiente y el mantenimiento de las conexiones eléctricas.

La Hora del Planeta es el mayor movimiento mundial sobre el cuidado del planeta con un uso racional de la energía eléctrica.
La Hora del Planeta es el mayor movimiento mundial sobre el cuidado del planeta con un uso racional de la energía eléctrica. | Fuente: Andina

Durante el último trimestre del 2021, el 96,5% de la población nacional indicó contar con acceso a la energía eléctrica por red pública, según informó el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Si bien es importante que el alcance de este servicio siga extendiéndose, también es necesario conocer el impacto del consumo de la electricidad tanto en nuestros hogares como en todo el planeta.

En ese sentido, con el fin de brindar a las personas de todo el mundo la oportunidad de mostrar cuánto se preocupan por la naturaleza y ayudar a otros a comprender su vital rol en todas nuestras vidas, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) promueve desde el 2007 la iniciativa global denominada “La Hora del Planeta”, que este año se conmemora el sábado 26 de marzo a las 8:30 p.m. donde se invita a todo el mundo a dejar de hacer uso de energía eléctrica por una hora.

En el marco de esta fecha, Carlos Colomer, especialista de Enel Perú, nos detalla los beneficios de un consumo responsable de la energía eléctrica dentro de nuestros hogares, además de compartir técnicas prácticas para producir su eficiente uso.

Ahorro en la economía familiar

Con la suma de esfuerzos de 192 países, La Hora del Planeta del 2021 rompió su propio récord de participación internacional. Colomer destaca que se trata de una iniciativa que refuerza no solo la concientización sobre la preservación de la naturaleza, sino que también permite a la ciudadanía tomar acción a favor de la Tierra.

“Podría parecer poco el dejar de consumir [energía eléctrica] por una hora, pero si sumamos cada uno de los consumos de las familias y empresas que se adhieren, realmente es importante. No nos afecta si lo vemos desde el punto de vista individual de, pero cuando sumamos todos esos esfuerzos el impacto es bastante bueno”, recalca.

Colomer precisa que el beneficio más inmediato que podremos percibir al empezar a reducir nuestro consumo de electricidad se verá reflejado en el presupuesto familiar. De esta forma, nos invita a estar atentos a tres frentes: “Para tener un hogar eficiente en cuanto a energía, hay tres factores que debemos de cuidar: el uso de electrodomésticos, una iluminación eficiente y el mantenimiento de las conexiones eléctricas”.

Modelo de desarrollo sostenible

Además de ver una diferencia sustancial en nuestros recibos de servicios eléctricos, el uso eficiente y la reducción del consumo de electricidad es vital para la Tierra. El especialista de Enel destaca que, si bien, puede parecer mínima nuestra contribución, la reducción del uso de esta energía permitirá que la industria organice su ruta de transición hacia energías renovables.

“El consumo eléctrico es una actividad que no solo mueve a los hogares, sino también a la industria. Tenemos una cantidad limitada de energía y generarla de alguna u otra forma va a impactar en el medioambiente, tanto en los recursos que se consumen al momento de generarla como en la misma distribución”, resalta.

Por ello, se recomienda dejar de comprar focos incandescentes y extender el uso de iluminación LED. El Ministerio de Energía y Minas (Minem) explica que utilizando luminarias fluorescentes compactas se generan pérdidas por emisiones de calor hasta ocho veces más respecto a la tecnología de iluminación LED, por lo cual este cambio ayudará a reducir las emisiones de CO2. Precisan, además, que las lámparas de tecnología LED no contienen mercurio, a diferencia de las fluorescentes.

Prevención de riesgos y accidentes

El uso responsable de la energía eléctrica implica prevención: “En el caso de las conexiones eléctricas, hay que hacer una revisión por una persona que esté calificada una vez al año. Tras 15 años, como máximo 20, deberíamos cambiar nuestras conexiones eléctricas, nuestros cables, nuestros tomacorrientes”, explica Colomer. Agrega que aunque no parezca que tengan alguna falla, deberíamos cambiarlos, porque es un equipo como cualquier electrodoméstico: tiene un tiempo de vida útil.

Un cable también se desgasta con la humedad, con el polvo, con el paso del tiempo. Dense una vueltita por su casa y miren los tomacorrientes, los enchufes, vean los cables, a ver si no hay algo que esté roto, de repente un tomacorriente sobrecargado. No solamente es un tema de ahorro de energía, es un tema de ahorro de dinero, porque eso se verá reflejado en su recibo y también evitará un accidente en su casa”, precisa.

Finalmente, desde el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin), también brindan las siguientes recomendaciones para evitar cualquier tipo de tragedias por causa de conexiones eléctricas:

  • No conectes muchos artefactos a un solo tomacorriente.
  • Nunca uses artefactos si estás con las manos o los pies mojados.
  • No utilices extensiones ni enchufes múltiples.
  • Las duchas eléctricas deben tener un sistema automático de encendido y apagado.
  • Si hay niños en casa, cubre todos los tomacorrientes con tapas especiales.
  • No trates de evitar robos electrizando puertas, ventanas o rejas.